¿Quién se beneficia del aumento del IPC?



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

El índice de precios al consumidor (IPC) de julio retrocedió un 0,7% respecto al mes anterior y situó su tasa interanual en el 2,9%, dos décimas por encima de la de junio, según el indicador adelantado difundido ayer. Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estos datos, el IPC interanual encadena su séptima tasa positiva consecutiva y continúa en sus niveles más altos desde 2017.

Según las estadísticas, los datos interanuales de julio estuvieron influenciados principalmente por los servicios de alojamiento y gas, cuyos precios han subido este mes en comparación con las caídas del año pasado, y alimentos y refrescos, que disminuyó más en julio de 2020 que este mes.

En el caso del gas natural, las tarifas reguladas se han incrementado en un promedio de casi un 4% desde el 1 de este mes. Los combustibles también se han encarecido. También destaca, aunque a la inversa, la caída de los precios de electricidad, frente al incremento registrado en julio del año pasado.

A tasa mensual, el IPC cayó 0,7% en julio, luego de sumar cuatro meses consecutivos de incrementos.

El INE publicará los datos finales del IPC 13 de julio agosto

El Secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, cree que el aumento observado de Índice de precios al consumidor (IPC) En la tasa interanual, se trata de un «repunte temporal», aunque ha asegurado que el ejecutivo sigue su evolución «con mucha atención».

¿Quién se beneficia de ella?

El aumento de inflación Casi un 3% beneficia a todos aquellos, especialmente a las administraciones, que tienen mucha deuda, ya que la inflación la diluye.

Es más, las autoridades fiscales recauda más, porque si los precios suben, los ciudadanos y las empresas pagan más por la IVA.

Al contrario, duele empleados, ya que pierden poder adquisitivo si no incluyen cláusulas de revisión en sus contratos. Esto es lo que ocurre con los jubilados, a quienes se les garantiza una auditoría al final del año.

Tambien duele ahorradores e inversores porque la alta inflación devora los intereses. Y en general, a la competitividad, a los costes crecientes.

Míralos
Comentarios

.