Récord de autorizaciones de venta de armas: 22.545 millones en el primer semestre de este año



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Record de autorizaciones de venta de armas 22545 millones en

La pandemia del covid-19 ha paralizado los envíos de material militar por todo el mundo y ha provocado que, en el primer semestre de este año, las exportaciones de material de defensa español se hayan reducido a la mitad, desde los 2.413 millones de euros en el mismo periodo el año pasado a 1.189,7 esto. Sin embargo, entre enero y julio de 2020, durante el primer semestre del gobierno de coalición del PSOE y Unidos Podemos, las operaciones autorizadas se dispararon a 22.544,8 millones, lo que representa un incremento del 650% y más que la suma de los 2018 y 2019 juntos (21.493 millones).

El aumento exponencial de las operaciones autorizadas -aquellas que ya han recibido la luz verde obligatoria del Gobierno, pero que aún no se han llevado a cabo- se debe a una serie de pedidos de aviones de transporte Airbus, con sus componentes y equipos, montados en España y con destino a Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Holanda, por un importe total de 19.400 millones de euros, según el informe sobre exportaciones de material de defensa y doble uso de la Secretaría de Estado de Comercio remitido a Congreso.

Muchas de las entregas previstas se han retrasado por confinamiento, lo que explica que entre enero y julio solo se haya realizado el 5,3% de lo autorizado, cuando en el primer semestre del año pasado alcanzó el 69,4%.

El 71,5% del equipamiento de defensa efectivamente entregado fue a países de la OTAN o de la UE, siendo Alemania el primer cliente en términos absolutos. El segundo, sin embargo, fue Singapur, que compró un avión para repostar en vuelo. El 74,4% de las ventas totales (885,7 millones de euros) se destinaron a aeronaves y sus equipos.

El quinto y segundo comprador fuera de la OTAN y la UE fue Arabia Saudita, con 32,4 millones. El informe muestra que se ha completado la interrupción parcial de las entregas de municiones a los países involucrados en la guerra en Yemen, que ocurrió en 2018 y 2019. Este año, Arabia Saudita recibió proyectiles de mortero de varios calibres, equipo de observación avanzado con telémetro láser y sistemas de puntería con mortero por 14,5 millones.

Más de la mitad de los 60 millones de productos de Categoría 3 (municiones y artefactos explosivos) vendidos por España en el primer semestre de 2020 se destinaron a Arabia Saudí (21,9 millones), Emiratos Árabes Unidos (8,2) y Marruecos (3,9) . Los dos primeros han estado involucrados en el conflicto en Yemen desde 2015; y el último, en el Sáhara Occidental, cuyo alto el fuego acaba de romperse después de casi tres décadas.

La Comisión de Defensa del Congreso aprobó el lunes una propuesta no legislativa instando al gobierno a brindar más ayuda humanitaria a Yemen y a suspender o revocar las autorizaciones ya otorgadas para la venta de equipo militar a países de la región en caso de riesgo de desvío o desvío. uso incorrecto.

En los últimos seis meses, el gobierno autorizó exportaciones de armas por 98,7 millones a Arabia y 22,5 millones a los Emiratos; Pero esta lista está incompleta, ya que no incluye las cinco corbetas que el astillero público de Navantia construye para la Armada saudí por 1.800 millones, a pesar de que dos de los barcos ya han sido botados.

Arabia Saudí se ha convertido también en el primer cliente de productos españoles de doble uso (civil y militar), posición que tradicionalmente ostenta Irán, con 18,2 millones, un 28,5% del total. Muy por detrás de Estados Unidos (7,2 millones) y China (6,1).

Las exportaciones de este material ascendieron a 63,1 millones en el primer semestre del año, con un descenso del 37,3%. Las ventas de material policial y antidisturbios, por su parte, ascendieron a 719.026 €, un 931,8% más que en el mismo período del año anterior. El primer cliente fue Togo (575.685 €, el 80,1% del total), seguido de Túnez (11,8%), Portugal (5,5%) y Estados Unidos (2,1%). Las ventas de armas de caza y deportivas cayeron un 18,2% hasta los 28,3 millones. Estados Unidos siguió siendo su mejor mercado, con 12,5 millones y 44,2% de las ventas.

La única licencia de exportación de material de defensa que fue denegado en este período fue un sistema de control de plataforma y un sistema antimisiles para una fragata con destino a la marina de Myanmar, por 22 millones de euros, debido a un embargo de la UE. sobre ese país.

Aunque United Podemos forma parte del gobierno desde el pasado mes de enero, ninguno de los ministerios controlados por esta coalición forma parte del consejo interministerial que autoriza las exportaciones de material de defensa y de doble uso, integrado por representantes de Comercio, Asuntos Exteriores, Hacienda, Defensa, Interior. , Industria, Economía y Presidencia.

Una red global para la transferencia de material sensible a Irán

Del informe sobre las exportaciones de armas españolas se puede inferir que Irán cuenta con una red mundial para adquirir materiales prohibidos por el embargo internacional y que cuenta con sorprendentes aliados para obtenerlos. España ha denegado la venta de un centro de mecanizado por 846.597 euros a una empresa militar estatal ucraniana por «riesgo de desvío de la fabricación de tanques para su reexportación a Irán».

También fue vetada la exportación de dos cámaras de infrarrojos a Macedonia, por 20 mil euros, presuntamente destinadas a una universidad estadounidense, que se sospechaba podría acabar en Irán. O el de un centro de mecanizado de 100.000 euros para el sector del automóvil en Georgia, «por el riesgo de desvío hacia un programa de misiles» en Teherán. Una operación «esencialmente idéntica» a la negada con Ucrania, la más preocupante por ser una empresa pública, ya había sido rechazada por otro país de la UE, por lo que sus promotores probaron suerte con España , sin siquiera tener éxito. El consejo encargado de aprobar las exportaciones de armas gestiona la información de inteligencia, donde se encuentra un representante de los servicios secretos de la CNI.

Además de los mencionados, se denegaron las exportaciones de material de doble uso a India, Pakistán, Rusia, China e Israel, así como el corretaje (intermediación) de 5 mil detonadores desde Bosnia y Herzegovina hacia Cuba. También se prohibió la venta. 1.200 escopetas a Rusia y 1.570 granadas de gas lacrimógeno a la policía tailandesa.