Ricky Rubio desarma a Argentina y lleva a España a cuartos de final



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La selección española consiguió una plaza para disputar los cuartos de final de los Juegos Olímpicos en el mismo escenario, el Saitama Super Arena, y ante el mismo rival, Argentina, como en la mítica semifinal que los impulsó a su primer gran oro. el Mundial de 2006. El partido fue absolutamente diferente, esta vez dominado por España con autoridad (81-71). El drama no sucedió como entonces porque la situación era muy diferente obviamente, pero también porque Ricky Rubio se adelantó y la selección española sobrevoló a un rival que se desvanecía.

Pau Gasol pudo contemplar el final relajado desde el banquillo porque su tarea ya estaba terminada, no como en aquella semifinal de hace 15 años cuando se lesionó en una de las últimas acciones y tuvo que irse al banquillo con lágrimas y sabiendo que lo haría. No poder disputar una de las finales más importantes de la historia del baloncesto español.

Más información

Ricky Rubio estaba a punto de dejar los Juegos. Agotado de una temporada difícil y deportivo ingrato por el inesperado cambio de equipo, su eventual regreso a Minnesota y sus decepcionantes resultados. En el último momento le pidió permiso a Scariolo para fichar por Tokio y una vez que se pone manos a la obra, está demostrando ser el líder del equipo. Ya en el Mundial de 2019 España ganó en China, justo después de derrotar a Argentina en la final, y al que fue elegido MVP. Pero en la NBA no recibe suficiente crédito como para ganar mucho en cada una de sus campañas con la selección nacional.

Gabriel Deck y Pau Gasol, durante el partido.
Gabriel Deck y Pau Gasol, durante el partido. ARIS MESSINIS / AFP

Su partido contra Argentina ejemplificó su capacidad para tomar las riendas del equipo en los momentos de mayor dificultad. Los aleteos y picotazos de Laprovittola y Campazzo sacudieron la defensa española. Los puntos de las dos bases argentinas han atormentado a la selección española que jugó muy mal incluso en ataque, con muchas pérdidas de balón y Marc Gasol con sensaciones tan malas como para pedir el cambio, una pausa para recuperar el aliento. El encendido de Ricky cambió de 3-12 a 16-15. Tuvo que ir al vestuario para tapar una herida tras recibir un golpe. Cuando regresó, la selección española entró en modo lapa. Su defensa sofocó el ataque argentino. Habiendo neutralizado las posiciones de tiro de Laprovittola y Campazzo, Argentina culpó a la falta de alternativas.

El resultado del segundo cuarto fue revelador: 20-9. El equipo dirigido por Sergio Hernández se encontró con el rostro muy enojado, abrumado por los acontecimientos, palpablemente fuera de onda. Ricky terminó con 26 puntos, su récord de goles internacionales, 5 rebotes y 4 asistencias. Le acompañaron Llull, con 10 puntos, y Pau Gasol, con 8 puntos y 8 rebotes. Pese a la victoria, a la selección nacional le faltó una mejor versión de Marc Gasol, que acabó con dos puntos y ocho balones perdidos, además de Garuba y Abalde. España cerrará la fase de grupos contra Eslovenia el domingo (10:30 hora española), un duelo largamente esperado ya que probablemente se enfrenten a Luka Doncic y Ricky Rubio en un duelo directo. España jugará los cuartos de final el 3 de agosto.

España, 81; Argentina, 71

España: Ricky Rubio (26), Rudy Fernández (8), Abalde (0), Claver (9), Marc Gasol (2) – equipo titular -; Pau Gasol (9), Sergio Rodríguez (6), Willy Hernangómez (8), Garuba (0), Abrines (3) y Lullo (10).

Argentina: Campazzo (10), Laprovittola (27), Garino (0), Delia (2), Scola (13) -partente-; Brussino (8), Bolmaro (2), Caffaro (0), Deck (2, Vildoza (5) Vaulet (2) y Gallizi (0).

Parcial: 20-25, 20-9, 21-19 y 20-18.

Árbitros: Locatelli, Zuparovic y Bermúdez. Informaron una falta técnica sobre Vildoza.

Saitama Super Arena. Segundo día del grupo C.

Registrate aquí a nuestro boletín especial de los Juegos de Tokio