Rosa Dez: «No pedimos la movilización de Coln pensando en ningún partido, sino en la ciudadanía»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado

Fuerza impulsora Unión 78 y exdiputado. Es un político polifacético, a nivel regional y nacional. Endurecido en mil batallas. Se ha convertido en uno de los rostros más reconocibles del movimiento civil que convocó la primera manifestación contra el perdón de los líderes secesionistas.

Porque la Unión 78 ha decidido tomar la iniciativa de convocar una movilización contra posibles indultos a los condenados por procesos?
Union 78 se introdujo hace un año, precisamente porque llegamos a la conclusión de que lo que había hecho ¡ya es suficiente! En la comunidad vasca -salir a la calle para defender las instituciones- había que hacerlo a nivel nacional, que necesitaba una plataforma cívica con un objetivo político: defender la democracia y sus instituciones y denunciar a quienes las atacan. En España existía la necesidad de un instrumento de estas características que tuviera como objetivo la movilización social, la salida a las calles. Lo presentamos en febrero con la intención de intentar frenar la mesa entre Cataluña y el gobierno central. La pandemia ha llegado y no hemos podido salir, aunque se acumularan argumentos para movilizar a la ciudadanía. Las circunstancias de salud permiten la concentración y las circunstancias políticas llevan a hacer algo. Llamamos con una disculpa como punto de referencia.
¿Cree que el gobierno considerará movilizarse?
Sánchez y su gente se mueven solo por interés electoral. Pero habrá mucha gente en la calle y tendremos los ojos de Europa en el acto. La expectativa es alta, más de 100 periodistas acreditados. Una gran movilización que vemos en España y que vemos en Europa tiene algunos efectos, por supuesto. Ya creo que una gran movilización ciudadana, esta es la primera, habrá otras, ayudará a detenerlo. Por lo demás, es nuestra obligación. No porque le dé vergüenza lo que piensen los ciudadanos, porque Sánchez no le da vergüenza, sino porque tiene efectos electorales. Solo le importa el poder. Es muy importante que lo que pasa se vea desde Europa y esta fotografía en la UE es brutal para el gobierno y es una esperanza para los demócratas.
¿El primero de muchos?
De todo lo que se necesita. Estaremos allí el tiempo que sea necesario, convocando y desplazándonos por toda España. Los ciudadanos tomaremos este gobierno por implicación, ciudadanos de todas las ideologías, de todas las convicciones …
¿El soporte del anuncio es bastante transversal?
El respaldo es transversal y emocionante. Los medios se dedican a preguntar a los partidos políticos. Parece que lo único que importa es lo que harán Casado, Arrimadas y Abascal. Pero abrimos una cuenta de soporte y ni siquiera tenemos tiempo para responder. Hay miles de correos electrónicos. Hay una avalancha desde cualquier punto de España para sostenerse. Había un gran deseo de que la sociedad civil se reuniera. Y asociaciones cívicas, de todo tipo, de toda España. Perdí la cuenta. Es realmente emocionante. Hay un correo electrónico de una familia firmado por sus 30 miembros, para decir que todos apoyan la iniciativa. Hubo una demanda social brutal. Es la oportunidad. Es realmente abrumador.
¿Habrá más concesiones?
Es obvio. Parece que se aprobarán las gracias, pero la insistencia en que se aprobarán es un arma para desmovilizar la manifestación. Del factor Redondo: Tienes que decir que los aprobaremos para que la gente diga, ‘¿Por qué voy si los aprueban de todos modos?’ Es una estrategia de desmovilización. Están bastante desesperados. La carta de Junqueras es un insulto a la democracia. Reitera que en España no hay democracia y que hay persecución policial. Y que hicieron lo que tenían que hacer porque era democrático y lo van a repetir también. Pero como controlan los medios, se quedan con el título. Todo esto es una reacción de miedo a lo que se avecina. Atención a lo que podemos provocar a nivel nacional y europeo. Más vendrán después. Lo que están preparando es la reforma del código penal para que desaparezca la sedición. Entonces vendrá la mesa, y si lo permitimos, sobre la mesa entregará lo que no es de su propiedad. Está quemando los escenarios. Esta manifestación no solo sirve para frenar las gracias sino para frenar futuras atrocidades, para poner mucho dinero en términos electorales. Y como solo se preocupa por los asuntos electorales, si se vuelve demasiado caro para él, no lo hará.
¿Podrían las discrepancias políticas de las partes que apoyan la fusión empañar el acto?
No nos preocupamos por nada. No hacemos la llamada pensando en ninguna fiesta. Hacemos esto pensando en los ciudadanos, que es nuestro derecho y que los ciudadanos deben detener a Sánchez. Si las partes nos ayudan a detenerlo, solo cumplirán con su obligación.
¿Habrá eventos en Cataluña?
Después de esto hay otros. Pero por ahora terminemos y luego veremos. Es muy probable. Donde sea apropiado y necesario, estaremos allí.
¿Está el movimiento independentista viviendo su época dorada?
El golpe independentista. Nunca consiguieron un trato así en La Moncloa. Es que no tiene pareja, sino cómplice inductor que incita a los sediciosos a quebrantar la ley porque luego les dice que el tiempo de la justicia termina cuando llega la sentencia. Los estimula, los anima, les da alas. Viven en un escenario dorado. Es que no se lo pueden creer: tener un delincuente al frente del BOE y de la Fiscalía. Nunca han pasado por una etapa mejor.
¿Junqueras habla y le da a Sánchez una pasarela?
La carta de Junqueras, el titular, es el comercial del factor Redondo por lo que parece que algo ha cambiado, por lo que la usura electoral, que es lo único que le importan las gracias a Sánchez, es menor. Pero todo es un montaje absoluto. Cuando ves al presidente de un gobierno de un país proclamando que su cargo está legitimado por un criminal condenado por sedición y malversación, este país tiene un problema. Sánchez se sintió legitimado por una carta enviada por un criminal convicto. El primer ministro está legitimado por criminales.
¿Hay hambre en la calle?
Es decir. La gente quiere reencontrarse. Quieren escuchar a la mayoría en la calle. Este es un valor democrático brutal. Eso es lo que percibo. Para reencontrarnos sin vergüenza. Este hermoso orgullo de poder hacerlo juntos. Y esto es muy grande porque es una semilla para el día siguiente. Aquí no acaba todo, empieza. Debemos continuar. Esto es muy grande.
¿Todo pasa por una elección?
Vivimos en democracia y habrá elecciones. Veamos si podemos lograr que lo sean lo antes posible. Mientras tanto, debemos tratar de evitar que Sánchez lo arruine nuevamente, de detener sus delirios. La pandemia ha llegado a hacerse notar. Gracias a ella, nos tenía a todos encerrados y prácticamente secuestrado al Parlamento. Dio muchos pasos que habrían sido muchos para él en una fase normal. Ahora se trata de los pasos que desearía haber tomado, no pueden salir gratis. Y los dio porque las circunstancias lo permiten sin pagar precio electoral.

.