Salvador Illa: «Me presentaré a la investidura»



La actualidad en Alicantur Noticias

El candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, aseguró este domingo que se presentará a la investidura en Cataluña a pesar de no tener ya garantizado el apoyo para llevarla a cabo. El PSC llegó a 33 diputados, con el 99% de los votos contados, empatado con los escaños de ERC. «La Cataluña de siempre está de vuelta esta noche», aseguró Illa a la sede del partido, desde donde cerraron los colegios. «La victoria muy clara en votos tiene un significado muy claro: pasar página, escribir una nueva página, cambiar para reencontrarnos, vernos para seguir adelante», dijo illa entusiasmada, que dedicó la victoria a su familia y a su amigo. el alpinista Sergio Mingote, fallecido a mediados de enero en un accidente de montaña. «El cambio ha llegado a Cataluña para quedarse», ha repetido.

Galería de fotos: día de las elecciones catalanas 2021

A pesar de la intención de Illa de postularse a la investidura, no podrá hacerlo si el presidente de la Cámara no lo propone formalmente previa consulta con las partes, ya que el candidato que tiene la confianza de la mayoría se somete a la investidura del Parlamento. .

«Cataluña quiere a España y España quiere a Cataluña», insistió el exconsejero de Sanidad, que también dedicó palabras de agradecimiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «Esta es una victoria para nosotros, presidente, para todos», le dio, y también mencionó a su equipo en el PSC y también en el PSOE por su apoyo durante la campaña y durante su etapa como ministro de Sanidad. «No hay otra solución que la reunión, y eso es lo que dicen las encuestas esta noche», dijo.

En primer lugar intervino el ministro de Política Territorial y líder del PSC, Miquel Iceta, que celebró la victoria de los socialistas. “Volvimos a ser el primer partido de Cataluña. No hemos podido hacerlo desde Pasqual Maragall ”, celebró Iceta. Y ha dicho que la victoria de Illa «subraya el acierto de la orientación política del PSC-PSOE y valida la apuesta por el diálogo y el encuentro».

Con sus 33 diputados, y pendiente de un examen completo, la CPS casi duplicó los 17 diputados obtenidos el 21 de diciembre de 2017, con 606.659 votos. Luego ganaron un escaño más que en las elecciones anteriores de 2015, cuando perdieron cuatro de los 20 diputados que tenían. Ciudadanos ganó al Partido Socialista en ambas elecciones, con 36 escaños en 2017, cuando ganó las elecciones, y 25 en 2015. El mejor resultado del PSC fue en 1999, liderado por Pasqual Maragall, cuando consiguió 52 diputados, pero sin llegar a la mayoría gobernar.

Illa inició la campaña impulsada por las encuestas. El candidato socialista se ha convertido en el centro de críticas de todos los partidos. Por su gestión al frente del Ministerio de Sanidad y las malas estadísticas de España durante la pandemia, pero también por el papel del PSC durante la procesada. El independentismo los acusó de representar a un régimen autoritario, mientras que la derecha constitucional los responsabilizó de haber traicionado la unidad de España.

Ese Efecto Illa Con lo que inició la campaña, se convirtió en un final de «todos contra Illa». Los partidos separatistas dejaron por escrito su veto sobre el PSC, a petición de una pequeña entidad, Catalans per la Independència. El documento sorprendió a los socialistas, que en los dos últimos días de campaña lo exprimieron en cada manifestación, entrevista y debate, demostrando que eran los únicos capaces de resistir el separatismo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo calificó como «el pacto del miedo de quienes tienen como propuesta el odio eterno».

Durante toda la jornada del 14-F, los socialistas se refirieron constantemente a la «esperanza». A su llegada a la sede del PSC para seguir la proyección, Iceta dijo que esperaba el conteo final de los votos «muy confiado» y convencido de que este domingo ha comenzado el cambio. Iceta también animó a los ciudadanos a seguir participando hasta que cierre la escuela. Por la mañana, fue el propio Illa quien llamó a «votar con esperanza». «El cariño siempre es más fuerte que el odio», dijo el socialista, que votó en su circunscripción de Roca del Vallès (Barcelona), donde fue alcalde.