Sánchez e Iglesias se unen para lanzar gran plan de rescate



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Todas las gestiones políticas tomadas por el Gobierno desde el regreso de agosto tienen como objetivo enviar un mensaje: el Ejecutivo y por tanto la coalición continuará. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya han cerrado filas en la negociación paralela del gran plan de recuperación de la economía, presentado por el presidente y los vicepresidentes este miércoles, y los Presupuestos previstos para ser anunciados la próxima semana. El motor es un aumento masivo del gasto público y la modernización de la economía a través de un plan sexenal destinado a reforzar la idea de un gobierno permanente.

Este martes no fue una reunión oficial del Consejo de Ministros, según varios miembros. El gobierno ha aprobado un aumento sin precedentes del gasto público -hasta el 53% del techo del año anterior gracias a la consolidación del dinero proyectado en el fondo de reestructuración europeo- y el presidente esbozó el plan de recuperación económica masiva que presentó este miércoles y cuatro vicepresidentes, Unidos Podemos. Incluir al líder se explicará más adelante.

Los ministros de las dos fuerzas en el gobierno pasaron semanas discutiendo ideas para este plan y también negociando presupuestos para el mismo. El Presidente transmitió al Consejo de Ministros que se trata de un proyecto a muy largo plazo, debe llevarse a cabo en seis años, con al menos una elección general de por medio, la eternidad en la política, y por lo tanto este proyecto es una prueba de su voluntad. La coalición continuará durante mucho tiempo, a pesar de su debilidad en el parlamento.

La coalición que consultan varios ministros está en tensión porque si nombramos algunos de los últimos roces en temas sensibles como el PSOE y Monarquía Unidos Podemos o la fusión de La Caixa y Bankia, puede que tengamos diferencias fundamentales. Y esto no desaparecerá en el futuro. De hecho, según varios miembros del Gobierno, es probable que se intensifiquen algunas tensiones en estos temas, entre otras cosas, ya que podemos tener la necesidad estratégica de mostrar sus diferencias y reclamar su espacio con PSOE Unido. Pero básicamente estos ministros afirman que hay un acuerdo muy claro entre Sánchez e Iglesias sobre el rumbo económico a seguir en los próximos meses, y esto es un enorme aumento del gasto público. Esta es la receta para paliar la crisis, agravada por la segunda oleada del covid-19 y su incidencia en España, la mayor de Europa.

La ponencia de Sánchez, en la que participarán electrónicamente no solo ministros sino también representantes del principal sector económico -esta vez no habrá nadie en La Moncloa por el estado de la epidemia en Madrid y las medidas ordenadas por Sanidad- este gobierno fue diseñado para iniciar la imagen de estabilidad. Y también las líneas del plan de rescate en base a cuatro ejes: transición ecológica, cohesión social y territorial, digitalización e igualdad de género.

Solo en 2021, está previsto gastar 25.000 millones de euros del plan de rescate europeo para modernizar la economía y, sobre todo, para escapar de la profunda recesión en la que ha entrado. Hay una creciente preocupación en el ejecutivo por el impacto en la economía de esta segunda ola, que llega mucho antes y mucho más intensa de lo esperado y con datos mucho peores que otros países vecinos como Italia.

La gran preocupación por el plan de rescate y los fondos europeos, que es el arma principal para salir de la crisis, se centra actualmente en dos cuestiones. Por un lado, se está poniendo mucho más complicado de lo esperado cerrar los detalles de la ejecución del fondo en la negociación europea que La Moncloa entregó a los ministros. El equipo de economía de Sánchez está preocupado por las estrictas condiciones y los rigurosos controles que se establecen para tomar el dinero y que podrían dificultar su efectiva ejecución.

Otra gran preocupación es el tema interno: la capacidad de España y de la Administración, no solo empresas centrales, sino regionales y locales y privadas, para ofrecer atractivos esquemas de modernización que permitan operar el fondo con inversiones verdaderamente eficientes. Todas las decisiones importantes sobre este fondo se recogieron en La Moncloa, en el equipo del presidente y especialmente en el gerente de economía Manuel de la Rocha. Este miércoles se presentarán las líneas maestras que darán lugar a la aparición del documento que debería enviarse a Bruselas el próximo 15 de octubre, pero todavía hay mucho detalle sobre proyectos de los que poco se sabe.

Antes de llegar, si todo sale según lo previsto, la semana que viene es la presentación de Sánchez e Iglesias desde las líneas generales de los Presupuestos, cuyas negociaciones concluyeron el PSOE y Unidos Podemos. Será una gran apuesta en el gasto público para salvar la economía después de la pandemia.