Sánchez recorta los extraordinarios beneficios de la energía para reducir la electricidad y poner un tope al gas



El periódico digital de Alicantur Noticias

Sevilla / 09-01-2021: Líneas eléctricas en las afueras de Sevilla.
Sevilla / 09-01-2021: Líneas eléctricas en las afueras de Sevilla.PACO PUENTES

El presidente del gobierno anunció que el Consejo de Ministros aprobará este martes un plan de choque para bajar la factura de la luz ante la espiral ascendente de la electricidad, que ha batido récords históricos casi todas las semanas desde principios de verano. Sánchez, en una entrevista con RTVE, propuso nuevos recortes de impuestos a la electricidad y otras medidas para abaratar la electricidad y el gas. “Hay empresas de energía que están obteniendo beneficios extraordinarios en este momento. Esto no me parece aceptable, porque son beneficios que se derivan de la evolución del precio de la energía ”, dijo Sánchez, quien asegura que“ se sacarán ventajas extraordinarias de las empresas energéticas, que pueden permitírselo, para cubrir el gas. factura. “Para bajar la factura.

El mandatario explicó que su plan para limitar el impacto de la subida de precios en el mercado eléctrico mayorista pasa por cuatro ejes: reformas estructurales para promover energía más limpia y barata, medidas para proteger a los consumidores más vulnerables, reducción de algunos impuestos y deducción de las ventajas extraordinarias. que algunas empresas energéticas tienen que traspasarlos a la factura de la luz.

Con esta decisión, el Ejecutivo pretende respetar el compromiso lanzado en entrevista a Alicantur: “Estamos trabajando con un plan para conseguir un compromiso concreto, es decir, que a finales de 2021 los españoles miren hacia atrás y vean que han retribuido facturan un monto similar y similar al que pagaron en 2018, lógicamente con el IPC descontado ”.

Más información

Sánchez explicó que entre las iniciativas que el Consejo de Ministros aprobará hoy está la reducción del impuesto a la electricidad que se aplica a la tarifa eléctrica. Actualmente se aplica un tipo impositivo del 5,11%, pero el consejero delegado explicó que lo bajará al 0,5%, el mínimo permitido por la legislación de la UE. Es un impuesto estatal asignado a las comunidades autónomas. El Tesoro recauda y transfiere el monto recaudado a los territorios. Si el Gobierno aprueba definitivamente la reducción, deberá compensar la autonomía por el lucro cesante.

Sánchez también ha insistido en que pretende «menospreciar los extraordinarios beneficios que tienen las empresas energéticas y redirigirlos a los consumidores». También explicó que pondrá un tope al precio de la gasolina. “Todos debemos trabajar duro. Aquí tenemos que ser solidarios y todos tenemos que hacer un esfuerzo ”, refiriéndose a las empresas energéticas que se están beneficiando de los altos precios de la electricidad.

La medida se suma a la reducción, decidida hasta fin de año, del IVA del 21% al 10% y a la supresión del impuesto a la generación (7%) para todos los consumidores con potencia contractual hasta 10 kilovatios (kW), siempre que el precio medio mensual del mercado eléctrico mayorista sea superior a 45 euros el megavatio hora (MWh). La suspensión del 7% del impuesto al valor de la producción eléctrica ya se aplicó en 2018 durante seis meses para contener otra ola alcista.

El Consejo de Ministros prevé aprobar este martes un paquete de medidas para frenar la subida de los precios de la electricidad y evitar el impacto en la factura mensual. Estas iniciativas incluyen la reducción del impuesto a la electricidad sobre la tarifa eléctrica. Actualmente se aplica un tipo impositivo del 5,11%, pero el Gobierno quiere rebajarlo al 0,5%, el mínimo permitido por la legislación de la UE. Es un impuesto estatal asignado a las comunidades autónomas. El Tesoro recauda y transfiere el monto recaudado a los territorios. Si el Gobierno aprueba definitivamente la reducción, deberá compensar la autonomía por el lucro cesante. El Ejecutivo también prevé incluir cambios en los cargos asociados a la tarifa, como costos extrapeninsulares, primas por renovables o fondos destinados al déficit tarifario.

A principios del verano, el Ejecutivo también aprobó un proyecto de ley para reducir las llamadas ganancias llovidas del cielo (el excedente que alcanzan las centrales hidroeléctricas y nucleares, que no emiten CO₂, gracias precisamente a que los altos precios de CO₂ presionar para aumentar el precio mayorista) y traspasar este monto a los consumidores, pero es una medida pendiente y no se sabe en cuántos meses desarrollará sus efectos.

La portavoz del gobierno y ministra de Política Territorial, Raquel Rodríguez, defendió en una entrevista este fin de semana las medidas que está tomando el ejecutivo para reducir el impacto de la crisis energética en las familias. Recordó que ya se han implementado varias «medidas que están viendo su resultado en el proyecto de ley», entre las que mencionó «la reducción del IVA a la energía, el compromiso por el bono social o el impuesto a la producción de energía eléctrica para las empresas y el autónomos ”. Rodríguez aseguró que estas iniciativas“ darán como resultado una bajada de la factura de alrededor del 12% ”. El vocero del gobierno también anticipó que están“ trabajando en proyectos de ley que podrían ser inminentes y, una vez finalizados los proyectos, podrían afectar la factura de la luz hasta en un 15% ”.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, liderado por Teresa Ribera, lleva semanas elaborando un «plan de choque» para limitar el impacto del aumento de la luz en la factura de la luz que pagan aproximadamente 10,5 millones de hogares por tarifa regulada, más expuestos a los vaivenes del mercado. El ministerio estudia cómo reducir su vínculo directo con el precio mayorista, incluidos otros indicadores más estables, para reducir la volatilidad del recibo. También aprobará un suministro vital mínimo, para brindar protección adicional a los consumidores vulnerables. La medida evitaría recortar el suministro por otros cuatro meses a los existentes.

El ministro de Transición Ecológica anunció la semana pasada que obligará a las grandes empresas eléctricas a subastar energía entre empresas comerciales e industriales con el fin de reducir la dependencia de los precios internacionales del gas y amortiguar el alza de las facturas eléctricas. Estas ofertas serían una alternativa al mecanismo impuesto por Europa, que no permite a los gobiernos fijar precios para las tecnologías más baratas de producir, pero sin violarlo. Se les conoce como subastas pagar como una ofertaEn otras palabras, la empresa recibe el contrato al precio ofrecido por cualquier tecnología por las empresas comerciales o industrias y no al precio fijado por el pool. Según fuentes consultadas, es previsible que se fije un piso, que no será inferior a los costes a producir, pero no porque sea el Gobierno el que decida el precio al que debe venderse, como claramente señaló Ribera. con referencia a la solicitud de Estados Unidos Podemos intervenir en el precio de la energía hidroeléctrica o nuclear. El objetivo es «hacer las cosas bien», evitar batallas legales o arbitrajes internacionales, y buscar otras formas de poner precio a la energía fuera del mercado mayorista, según Ribera, que aboga por reducir el pool. Estas subastas funcionaron durante el primer gobierno de Zapatero y facilitaron a todos los comerciantes interesados ​​ofrecer a todos los comercializadores y grandes consumidores sin perjuicio de cuál era la tecnología y si podían ingresar o no, podían o no ingresar al mercado mayorista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *