Sánchez tiene previsto presentarse este viernes en Moncloa con un «toque de queda ya establecido»



El periódico digital de Alicantur Noticias

El presidente del gobierno, Pedro sanchez, está prevista su aparición este viernes alrededor de las 13h en el Palacio de la Moncloa, según fuentes gubernamentales Libertad digital. Una comparecencia en la que el Gobierno permanece desconocido y no aclara si habrá un anuncio, o si será tras un Consejo de Ministros extraordinario como ocurrió hace quince días cuando declaró el estado de alarma en Madrid.

Pero lo que predicen estas fuentes es que «se elabora el instrumento legal del toque de queda nacional«y se acabaría un nuevo decreto sobre el estado de alarma. «Está preparado a la espera de la decisión», especifica Moncloa, aunque parece que la espera está condicionada al momento oportuno para el anuncio.

Un paraguas legal que el ministro de Salud, Salvador Illa, ya había anticipado el pasado martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cuando aseguró que «el toque de queda requiere un estado de alarma«, aunque este jueves, en la Consejería Interterritorial de Salud con las Comunidades Autónomas, anunció que se plantearía una duda a los servicios jurídicos del Estado sobre la existencia de una «alternativa a la alarma como instrumento legal», ya que esto también requiere la apoyo parlamentario del PP.

Las supuestas dudas legales no son obstáculo para que el equipo legal del gobierno ya haya elaborado ese decreto y haya «sorprendido» a los ayudantes del presidente que advierten que «Lo más probable es» que el presidente anuncie este toque de queda nacional mañana como su contraparte francesa dada la alta tasa de contagios en los últimos días. «La pregunta es, ¿podemos aguantar hasta la semana que viene, 200 personas mueren al día? Es terrible».

En el Consejo Interterritorial

Sin embargo, la información sobre los planes del gobierno es contradictoria. Según fuentes presentes en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, «la decisión del toque de queda nacional es muy madura» y es cuestión de días. El retraso en la aplicación de la medida se habría producido, según estas fuentes, debido a expresó desgana por cuatro comunidades autónomas: la Comunidad de Madrid, Cataluña, Galicia y País Vasco, a pesar de la existencia de «una amplia mayoría a favor de la implementación de una medida idéntica en todo el territorio nacional para evitar el espectáculo de las últimas semanas». Por eso, Illa tomó una decisión como «estrategia de maniobra» y para evitar conflictos institucionales con cualquier administración.

.