Sánchez y Aragonès esconden un diálogo sin plazos a pesar de sus posiciones muy distantes



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Tras casi dos horas de reunión, mucho más larga de lo previsto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se mostró más optimista que antes sobre la posibilidad de encontrar una solución al problema político de Cataluña, uno de los más graves desde la aprobación de la Constitución en 1978. Ambos mandatarios reconocen que las posiciones están muy alejadas , pero los dos se aferran al diálogo y a la importancia del encuentro en sí, que ambos reclaman como particularmente simbólico. Sánchez insistió en que lo más importante ahora es trabajar «sin prisas y sin plazos» y Aragonès aclaró un poco: «más allá de los plazos se necesita avanzar»

Esta idea, «sin plazos», que Sánchez repitió varias veces en su rueda de prensa tras reunirse con Aragonès, tiene un claro sentido político: rechazar el límite de dos años que la propia Generalitat ha fijado para un pacto interno del independentismo. El gobierno descarta ese término y pide que sea abolido lo antes posible para trabajar con tranquilidad. Aragonés no consideró ese plazo de dos años, pero lo matizó con la idea de que en realidad es una evaluación de dos años, pero eso no significa que sea un límite absoluto. De las dos ruedas de prensa, posteriores y no conjuntas, se desprende que ambos están de acuerdo en mantener un diálogo largo y pausado.

Sánchez y Aragonès reconocieron que las posiciones son muy lejanas, porque el presidente Defendió de nuevo en el encuentro la autodeterminación de Cataluña y la amnistía de los pueblos inmersos en los pleitos derivados de la tu elaboras, mientras que el jefe de Gobierno se centró en la llamada agenda de la reunión, documento que fue actualizado por La Moncloa para ver lo que ya se ha logrado desde 2018, cuando se planteó, y qué otras novedades se incorporan.

Aunque no hubo un acuerdo concreto más allá de continuar el trabajo de la mesa, tanto Sánchez como Aragonès plantearon un escenario optimista, y se aferraron al hecho mismo de que la mesa se junta como un gran gesto de distensión política que marca una gran diferencia con la crisis de 2017 o la situación también en 2019, con las calles de Barcelona quemadas tras la sentencia de elabora. «Las imágenes son importantes desde el punto de vista político», dijo Sánchez. “Realizar un encuentro entre dos delegaciones en algo que fue una lágrima tiene un poder enorme como mensaje político, que queremos superar esta crisis. Evidentemente será difícil. Pero la conclusión es que esta reunión está sucediendo. Todos defendieron su posición con respeto, escuchando y con una clara voluntad de acuerdo. Valió la pena».

Aragonès estaba en la misma línea, dando más importancia al encuentro en sí que al progreso, que actualmente no existe. «Un proceso de negociación en el que se discute la soberanía no es fácil», explicó. presidente. “Y si además venimos de un proceso con un referéndum de autodeterminación en 2017, es mucho más complicado. Es importante que valoremos la negociación y generemos confianza. Debido a la complejidad de este proceso, por ahora necesitamos hablar de metodología y ver si podemos encontrar posibles avances. Creo que sí y estoy muy involucrado. Ambos coincidimos en la importancia de lo que comienza hoy. Hoy hacemos ese reinicio con todas las fuerzas ”, finalizó. En todo momento fue evidente que Aragonès, en concreto, mantuvo la mesa que ascendió hasta el punto de asumir que se produciría el primer encuentro sin Junts.

Sanchez y Aragones esconden un dialogo sin plazos a pesar

En vídeo, declaraciones de Aragonès sobre su encuentro con Sánchez.(FOTO: EFE | VIDEO: EUROPA PRESS)

Aragonès, que reclamó públicamente el referéndum de autodeterminación como hizo en la reunión con Sánchez, admitió que las posiciones son muy lejanas, pero defendió este foro como resultado final de lo que pedían los separatistas en la plaza con la pancarta ”.España, siéntate y habla (España, siéntate y habla) ”. los presidente Insistió en que se trata de un «reinicio» de las negociaciones, luego de un año y medio de pausa por la pandemia. «Necesitamos tiempo, unidad y perseverancia», dijo Aragonès. Trabajaremos sin descanso ”. los presidente, siempre en tono constructivo, evaluó también la decisión del indulto de los presos del tu elaboras, Incluso si dijo que no es suficiente. “Las gracias fueron un paso, pero solo un primer paso; la represión continúa «, insistió. En todo momento, la presidente Defendió que sigan hablando porque esa es la clave de la postura política de ERC.

Sánchez también ha explicado que en la reunión se trató el tema del proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat, pero que no hubo avances porque a partir de las palabras de Aragonès el jefe del Gobierno central concluye, como ya pensaba, que la Generalitat «no tiene una madurez posición ”sobre este asunto. Y, por tanto, la inversión está congelada por ahora hasta que se llegue a un acuerdo. “Comprobamos la ausencia de consenso sobre la propuesta que había hecho Aena para la ampliación”, concluyó Aragonès.

Más información

La reunión comenzó puntualmente a las 15.15 h. Sánchez fue recibido por Aragonès en la puerta del Palau de la Generalitat y juntos pasaron revista a la Guardia de Honor de los Mossos. A continuación, tomaron la foto oficial en la Galería Gótica, con el saludo pandémico de puñetazos, y luego se dirigieron a la sala Mare de Déu de Montserrat, donde se sentaron para la expedición.

La reunión estuvo rodeada de polémica. El martes Aragonès descartó la participación de Junts después de que sus socios de Gobierno propusieran indultar a Jordi Sànchez y Jordi Turull -que no son consejeros ejecutivos- como sus representantes en el foro de diálogo. El partido quedó así al margen, incluso si el presidente dejaron la puerta abierta a la vinculación si reconsideraban su delegación. El partido que lidera Carles Puigdemont se ha pasado todo el verano cargándose en la mesa, creyendo que ni siquiera se le debería dar un plazo de dos años para valorar si se ha avanzado en la resolución del conflicto político.

Sánchez también contribuyó a suavizar el ambiente, dejando a última hora la confirmación de su presencia en la cita azulgrana. El mandatario, luego de estar en silencio durante semanas, dijo en una entrevista con TVE este lunes que encabezará la delegación del gobierno a la mesa de diálogo. Al final, sin embargo, la reunión fue mucho mejor de lo esperado y el mensaje transmitido por los dos presidentes fue claro: ambos quieren seguir negociando y reivindicar el diálogo en sí como un éxito, especialmente de donde viene el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *