Sexta semana de erupción: el volcán de la Palma multiplica la emisión de lava y terremotos



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El volcán La Palma comienza su sexta semana de erupción. Y lo hace abriendo nuevos puntos de donde brota la lava, que forman «grandes avenidas», en palabras del director técnico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende. El último, este lunes. El anterior, el domingo. El Instituto Vulcanológico de Canarias ha informado de la apertura de un respiradero del que, al parecer, están brotando piroclastos (materiales sólidos). Este renovado vigor de la erupción de la zona cero implica, al menos por ahora, un daño limitado a la infraestructura de la isla. Desde que el volcán cobró vida hace 36 días, ha emitido magma de 10 puntos, de los cuales al menos cinco permanecen activos.

Los nuevos puntos de emisión no están causando mucho daño en primer lugar. porque el aporte se canaliza a través de tubos de lava principalmente hacia el primer lavado de todos, que terminó cayendo al mar el 28 de septiembre. En segundo lugar, porque las nuevas vías fluviales que se formaron durante el fin de semana, que también corren hacia el oeste, pero un poco más al sur que la original, están actualmente paralizadas. Entre estos, el que en la tarde del domingo se dirigía hacia el barrio El Corazoncillo, cerca de Las Manchas, al suroeste del cono principal.

El uso del suelo ya pisado por la lava ha limitado los daños. Los pocos que se han detectado están ubicados en la calle Alcalá del barrio El Paraíso, que ya había sufrido graves daños el 20 de septiembre, segundo día de la erupción. Esta desaceleración temprana también se extiende a otras lenguas de lava. Especialmente el que entró en el casco urbano de La Laguna (Los Llanos de Aridane), evacuado el 12 de octubre.

El volcán vive momentos de inestabilidad. La elevada emisión de lava pone en peligro la solidez del cono volcánico, que puede sufrir deslizamientos de tierra y, con ello, provocar vertidos en otras zonas. “No se excluye una nueva rotura parcial en la parte superior del cono”, dijo María José Blanco, vocera del comité científico de Pevolca. Algo que, en cambio, forma parte del proceso eruptivo de La Palma, y ​​así lo señalan continuamente tanto Morcuende como Blanco.

El mayor flujo de lava lo veía claramente cualquier ciudadano desde los miradores habituales, como la Iglesia de Tajuya o el mirador del tiempo. La población también notó el aumento de la sismicidad. «Ayer aumentó significativamente [por el domingo] en su frecuencia y tamaño ”, explicó María José Blanco. Además, todo parece indicar que los terremotos seguirán siendo una moneda común en la isla, según Pevolca, con terremotos que pueden alcanzar intensidad hasta VI (índice que mide cómo los ciudadanos y las infraestructuras perciben cada movimiento, en función de la diferencia de magnitud, que mide la fuerza del terremoto, independientemente de cómo se perciba en la superficie). Si se alcanza este grado, el terremoto lo siente toda la población de la isla. Cuando esto sucede, el pánico entre los ciudadanos es frecuente y es difícil caminar o estar de pie. «Esto no implica que estos episodios deban ocurrir necesariamente», dice Blanco.

familias

Después de 36 días, la lava logró arrasar 1.287 edificios, según datos catastrales proporcionados este lunes por Pevolca. De estos, 1.036 son para uso residencial. La crisis inmobiliaria que provocó esta destrucción es uno de los aspectos más preocupantes para el gobierno de Canarias. Este lunes, por tanto, el consejero de Fomento, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, se reunió con los municipios interesados ​​(Los Llanos de Aridane, Tazacorte y El Paso), a los que informó que el ayuntamiento entregará las primeras 18 viviendas para el final. de la semana que viene a las víctimas. Por ahora, el ejecutivo regional ya ha identificado a 159 familias que han perdido «definitivamente» su único hogar. «Lógicamente, con el trabajo realizado por los trabajadores sociales, este número aumentará en las próximas semanas», dijo. El objetivo principal, admitió, es «evitar el desarraigo». “Necesitamos tiempo, pero ahora mismo no estarás solo. No los olvidaremos con el paso del tiempo ”.

Vista del volcán, desde el Puerto de Tazacorte, en La Palma.
Vista del volcán, desde el Puerto de Tazacorte, en La Palma. Alvaro garcia

El Ejecutivo ya tiene sobre la mesa los datos de los primeros rumores de casas y departamentos para las víctimas. Además de estas primeras 18 viviendas, ubicadas principalmente en el municipio de Tazacorte, la Diputación tiene otro parque habitacional que aún está estudiando antes de proceder a su entrega, si se cumplen las condiciones adecuadas: hay 46 en este mismo municipio, y 29 otros en los Llanos de Aridane. A estas se suman las 23 que tienen en El Paso, municipio donde se ubica el volcán en Cumbre Vieja, y otras siete casas propiedad del Instituto Canario de Vivienda. En total, habrá 125 entregas a finales de año.

El asesor también anunció que el Ejecutivo ha avanzado en la construcción de unas 200 viviendas modulares prefabricadas, de dos y tres dormitorios. Los primeros 30 se sembrarán en terrenos donados por la Municipalidad de El Paso. Serán de madera, según el ministro Franquis, ya que son los «más parecidos al medio» y porque ya están en uso en la isla. «Es una casa que encajaría muy bien», agregó.

¿Cuál es el costo de todas estas medidas? No hay una cifra clara, como explica Franquis. Los 200 millones prometidos por el presidente Sánchez a finales de septiembre «ya se han recibido y se han cedido» al Gobierno de Canarias. Además, se prevé una partida de 100 millones en los presupuestos regionales para el próximo año. Por su parte, el Consorcio de Indemnizaciones de Seguros (CCS) pagó 13,47 millones de euros a los asegurados afectados por la erupción volcánica hasta el 22 de octubre, «una vez que se tramitaron 114 reclamaciones de indemnización, una cifra que representa el 10% de las reclamaciones recibidas hasta el momento». según nota de la agencia. Se trata de 81 viviendas, 24 coches, ocho comercios y una industria que se ubicaron en los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte.