Te mereces y no proteges



El periódico digital de Alicantur Noticias

El verbo es uno de esos ejemplos de español transparente, genuino y exacto que el paso del tiempo y la tendencia a nublar y nublar todo han arrojado al frío ático del desuso: merecer. Sin embargo, se utilizó con soltura en la época dorada, para decir de la forma más precisa y directa posible lo que hacían quienes, obligados a buscar a otro, miraban a costa de lo que era su deber preservar y ayudar a . En ese momento había muchas servidumbres obligatorias, luego

Actualice a Premium e
disfruta de 3 meses por 1 €

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web

.