Tecnocampus o el desafío de expandirse a 10 años



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El 3 de noviembre de 2010, hace poco más de 10 años, la entonces ministra de Innovación, Cristina Garmendia, inauguró el parque tecnológico en la entrada sur de Mataró TecnoCampus, un espacio que reúne a la universidad -conectada con Pompeu Fabra, con 3.750 alumnos- y la empresa, las dos torres principales y el edificio El Rengle agrupan actualmente a 121 empresas.

Es esta yuxtaposición de dos ideas:universidad y empresa– el valor agregado que los gestores del parque, promovido por el Municipio con un coste de 53 millones de euros, blandir como factor diferencial frente a otras estructuras de este tipo que proliferaron en otros tiempos en Cataluña y España.

¿Cuál es el propósito de unir universidad y empresa en un mismo espacio? Que haya un archivo transferencia directa de conocimientos que se genera en la academia al mundo empresarial. No es casualidad que la idea del parque naciera a finales de los 90 del afán de renovar y digitalizar los procesos productivos de las fábricas de Mataró, que hace medio siglo era un monocultivo textil.

“Queremos capacitar y capacitar a nuestra población para asegurar su proyecto vital y el proyecto colectivo de todos, que esta capacitación sea adecuada y alineada con el territorio y que todo esto genere sinergias con el tejido económico. Diez años después, el desafío es conectar acercar el TecnoCampus con la ciudad y su entorno ”, asegura el alcalde David Bote.

Hay uno de los retos del futuro la ampliación del parque hacia la zona del antiguo Iveco-Pegaso, siendo un espacio adyacente que marca la expansión natural del proyecto y fortalece la conexión con la capital del Maresme; abrir el campo educativo al aprendizaje permanente y fortalecer el grado de internacionalización tanto de los estudios como de los negocios en el parque, que abrió un sitio conmemorativo en 10anys.tecnocampus.cat para celebrar el aniversario.

.