Tensión en el Gobierno argentino por el apoyo de la ONU al informe de Venezuela



El periódico digital de Alicantur Noticias

El debate estalló este martes cuando la Cancillería argentina anunció que votaría a favor del trabajo realizado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Michelle bachelety animó al gobierno Nicolás Maduro «para aplicar plenamente» las recomendaciones de sus informes y apoyar investigaciones «imparciales y transparentes» sobre «denuncias de violaciones de derechos humanos».

Este hecho ha sido calificado como un «triste giro» en la política exterior argentina. Alicia castro, ex embajador de Venezuela y Reino Unido Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), actual vicepresidente del país y líder de la industria kirchnerista dentro del Frente de Todos peronista.

Ya el martes Castro se parece al kirchnerismo, el canciller en Twitter Felipe Solá La «Resolución del Grupo de Lima» votó -en referencia a la alianza de países con gobiernos de centroderecha ajenos al régimen chavista- «Condenaron a Venezuela con Bolsonaro, Duque, Piñera, Vizcarra, cuyos Derechos Humanos son claramente violados en su país. Pueblo».

Este miércoles se conoció que Castro, quien fue propuesto por el gobierno de Fernández como embajador de Rusia, pero cuya declaración aún no ha sido aprobada por el Senado, ha decidido presentar su renuncia porque no está de acuerdo con la política actual. Ministerio de Relaciones Exteriores.

Durante los gobiernos de Kirchner, Alberto Fernández Fue presidente del Consejo de Ministros, mantuvo una estrecha relación con Argentina, Venezuela chavista. Mauricio (2015-2019) se alzó como uno de los campeones contra la «dictadura» de Maduro en el Grupo de Lima.

Habiendo conocido desde siempre a Maduro, Fernández decidió no dejar el Grupo de Lima con la victoria electoral, confirmando que en esta plataforma el país también podría expresar su propia posición y tender a preferir el diálogo político en el país caribeño para salir. condenando la prolongada crisis económica, política y social por la falta de intervención externa y el bloqueo contra ese país.

.