Torra ataca Aragonès y acusa a ERC y JxCat de haber descarrilado el independentismo



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Quim Torra, el sucesor del prófugo Carles Puigdemont, reapareció con el inicio del curso político en Cataluña para descrédito Pere Aragonès, hoy presidente de la Generalitat y exvicepresidente de la Gobernar Torra, y arremete contra los partidos independentistas.

Torra, que tuvo que dejar la presidencia inhabilitado para colocar pancartas partidistas en el balcón del Palacio de la Generalitat, no se distingue precisamente por su fidelidad institucional y a pesar de gozar de todos los derechos de autor como expresidente autonómico, pretende hacerse pasar por un referente intelectual del activismo separatista. Y en esta calidad fue entrevistado por la radio de la Generalitat, Catalunya Ràdio. En su opinión, su sustituto, el republicano Pere Aragonès, es culpable de haber abandonado el camino del enfrentamiento por la gestión y son prueba de ello, asegura, «son los elogios excesivos de Fomento del Trabajo y La vanguardia“tras los primeros cien días del segundo presidente de Oriol Junqueras.

Para Torra, la opción de gestionar el enfrentamiento supuso el «descarrilamiento de la independencia». También regañó que el Gobernar y los partidos independentistas no especifican cuál es el «asalto democráticoA lo que dicen recurrirán si falla la mesa de diálogo. Según el expresidente, la mesa está condenada de antemano al fracaso porque «el Estado español nunca aceptará una amnistía ni un referéndum, ni siquiera en 2030 o 2080».

Críticas en la mesa

En cuanto a la composición de la mesa, Torra reconoció que tras el primer encuentro con Sánchez se acordó que ya no sería necesaria la presencia de los presidentes.

Además, y según Torra, no tiene sentido solicitar la presencia del Primer Ministro porque lo importante no es quién, sino qué se acuerda en la reunión. Torra, que goza de cierta posición entre los sectores más reaccionarios del independentismo, aunque durante su mandato se distinguió por no hacer nada como prometió, cree que el Gobierno aprovechará para introducir el debate sobre el reforma de los delitos de sedición y rebelión Quien asegura haber aparcado para mejor ocasión, que servirá a las partes, pronosticó, sin olvidar la amnistía o el referéndum.

Además, recomendó a los partidos independentistas y al gobierno autónomo volver a la estrategia de enfrentamiento para relanzar el separatismo.

.