Treball activa un plan de choque contra el paro de 185 millones de euros



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

los La conselleria de Treball de la Generalitat destinará 185,7 millones de euros más a políticas de empleo destinadas a contrarrestar la actual crisis generada por el coronavirus. La voluntad del ejecutivo catalán es tanto preservar el empleo como crearlo y con estos fondos esperan llegar a 153.000 personas en Cataluña. El Ministro de Trabajo explicó esto en una rueda de prensa, Chakir El Homrani, este jueves; en el que recordó que ya en mayo su departamento autorizó 60 millones de euros para financiar un primer plan de choque con medidas urgentes para defender la ocupación ante la crisis del covid-19.

El Gobierno ha decidido reajustar sus políticas laborales activas y destinará estos 185,7 millones para el fomento de la contratación, para financiar ayudas directas a autónomos y microempresas para mantener el empleo, para formar personas afectadas por una práctica regulatoria y económico y social a las autoridades locales.

Estos recursos provienen de políticas laborales activas, un rumor que este año se ha recortado en 86 millones, denunció el ministro, pasando de 388,5 millones en 2019 a 302,5 millones asignados por el estado este año.
El objetivo de estos recursos es que den lugar a la generación de contratos laborales, ha explicado la directora general del Servei d’Ocupació de Catalunya, Ariadna Rectoret, mientras que la ministra ha destacado que todas estas iniciativas deben ponerse en marcha antes de finales de año. .

Se destinarán 40,9 millones de euros a la promoción de la contratación, que incluye subvenciones de 10,3 millones para contratar y formar a mujeres desempleadas durante 12 meses, ayudas de 9,5 millones para la contratación de jóvenes en formación, jóvenes o ex refugiados, así como otros 3 millones para financiar contratos de migrantes.

Apoyo a autónomos

Asimismo, la línea de apoyo a autónomos y microempresas se ha ampliado de los cinco millones actuales a otros cinco, tras recibir alrededor de 7.000 solicitudes, explicó el titular de la SOC. Además, se invertirán 13,1 millones para contratar personas mayores de 30 años, con el fin de favorecer la contratación de personas de entre 30 y 45 años con un bajo nivel de formación. El Gobierno, por su parte, destinará un total de 62,4 millones de euros a políticas de formación, para formar tanto a parados como a personas inmersas en un ERE. Asimismo, 26 millones se habilitarán para políticas de orientación laboral, que se canalizarán en forma de subvenciones a ayuntamientos, agencias y agentes sociales.

La partida de desarrollo económico y social local estará dotada con 42,6 millones, que se destinarán a subvencionar la contratación de los ayuntamientos, para la inserción laboral en barrios desfavorecidos o para el desarrollo local en siete comarcas con mayores necesidades de reactivación económica. La nueva inyección de fondos por parte del Gobierno para hacer frente a las consecuencias laborales de la pandemia se completa con otros 13,6 millones para favorecer la inserción laboral de personas con discapacidad.

En cuanto a las ayudas directas que forman parte de esta nueva iniciativa, el titular del SOC ha asegurado que van directamente a empresas o autónomos, mientras que la ministra ha defendido la adecuación de las políticas laborales activas a la realidad actual de la crisis. Fuentes de la Secretaría de Trabajo precisaron que, de los 153.000 beneficiarios estimados, el grueso, aproximadamente 104.000 personas, corresponde a acciones de formación, mientras que las políticas de promoción de la contratación deben beneficiar aproximadamente a 7.500 personas.

.