Tres presidentes regionales y un hospital sin abrir



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Actualizado:

Como ya saben todos los Castellanomanchegos, en nuestra comarca disponemos de un hospital de nueva construcción en la provincia de Toledo. Fue concebido en su día como el mayor centro de salud de Europa.

Se trata de un proyecto propuesto, aprobado y anunciado entre 2005 y 2007, que ocupa más de 250.000 metros cuadrados y ha costado al erario público cerca de 700 millones de euros. Trece años después, finalmente terminó por completo.

Estoy seguro de que, en medio de la pandemia de Covid, con un estado de alarma declarado desde hace seis meses, es el mejor momento para abrirlo y ponerlo al servicio de la ciudadanía. Sin embargo, el presidente García-Page insiste en que aún no es necesario abrir este complejo hospitalario.

Es paradójico, porque en la cercana Comunidad Autónoma, en Madrid, ha estallado una gran tormenta de polvo político sobre un tema tan específico como el personal y su procedencia, que dará servicio al hospital Isabel Zendal, que, de forma inminente y posterior habiendo sido construida en tan solo tres meses, la Comunidad de Madrid entrará en funcionamiento.

La polémica, en este caso, no se debe a la falta de apertura de un centro hospitalario construido, y parece, a todas luces, mucho menos, aunque ha levantado más titulares mediáticos.

Estas son las cosas que le pasan a él, cuando gobierna, e incluso cuando no lo hace, al Partido Popular. Que son diferentes a lo que le pasa cuando gobierna el Partido Socialista, e incluso cuando no lo hace. Por no hablar de Salvador Illa o Fernando Simón, que nunca hablaron del hospital que cerramos.

Comparar la polémica que tiene Ayuso sobre lo que hace con lo que organiza con lo que Page no hace, puede ser un buen ejercicio de análisis político, pero también sobre los prejuicios que imperan en el debate nacional.

Además de comparar el trato reservado a Francina Armengol, la presidenta regional que se salta las horas de hospitalidad, el toque de queda y las fronteras perimetrales para tomar unas copas a altas horas de la noche, con lo que suele estar reservado para ese extraño presidente que construye hospitales y luego los pone. disponible para sus conciudadanos.

Da la sensación de que cuando hablamos de presidentes regionales, tomar una copa se ve mejor que el trabajo diario duro y constante. Por eso, desde el Partido Popular, encabezado por nuestro presidente regional Francisco Núñez, pedimos la apertura inmediata del nuevo hospital.

Porque tener herramientas que salvan vidas ahora significa evitar un mal trago para los castellanos de propina.

Por Rocío López

Politólogo y exdiputado nacional del PP

Rocio lopezRocio lopez

Míralos
Comentarios

.