Trump y Biden se lanzan al sprint final de las impactantes elecciones



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Corresponsales especiales en Phoenix y Omaha

Actualizado:

Como ya lo han hecho 56 millones de personas, una cifra récord, Donald Trump este sábado emitió su voto Florida, donde está inscrito en estas elecciones. La pandemia provocó la apertura de las urnas mucho antes para facilitar la votación sin incrementar el riesgo de contagio, y el escenario que se vive ahora mismo en Estados Unidos es inusual y desconcertante. Los expertos en encuestas y demografía están aún más confundidos que en 2016, cuando ya habían fallado miserablemente en sus predicciones. En este punto, hace cuatro años, solo seis millones de personas habían votado, según el Proyecto de Elecciones de Estados Unidos. Ahora ese número se ha multiplicado por nueve, y no solo en bastiones democráticos como California o Virginia, sino también en estados fielmente republicanos, como Texas.

Después de votar, el presidente se embarcó en un viaje maratón de más de 4.000 kilómetros que lo llevó desde Florida a Carolina del Nortey de ahí a Ohio Y Wisconsin. «La elección es entre un super boom de Trump o una cuarentena de Biden», dijo Trump en la primera de tres manifestaciones. «Sé lo que necesitas, necesitas a Trump, no necesitas a Joe, que hundiría la economía», agregó. Luego repitió la palabra «Covid» varias veces, acusando a los demócratas de usarla para infundir miedo y que los republicanos no votan. «¡Y terminé y dicen que ahora soy inmune!», Dijo.

Trump y Biden se lanzan al sprint final de las

Joe Biden, por su parte, se esfuerza por convertir las elecciones presidenciales en un referéndum sobre el manejo de Trump de la pandemia Covid-19. Este sábado, su campaña lo llevó a Pensilvania, el estado más decisivo junto con Florida en las elecciones. Unas horas después de que se supo que Estados Unidos había superado el número de nuevas infecciones por día, más de 85.000.

«Ayer tuvimos la mayor cantidad de casos desde el inicio de la pandemia», dijo el exvicepresidente en un mitin al que asistieron sus seguidores desde autos, con bocinazos en lugar de aplausos. Como antes, Biden insistió en que Estados Unidos «no está superando» el virus, ni «desaparecerá» en el corto plazo, como dice el presidente Trump.

La verdad es que no importa cuanto hagan campana candidatos, los datos de la votación anticipada reflejan que millones de personas ya han tomado una decisión. La movilización en este momento no tiene precedentes. Hasta ahora han sido depositados 40% de todos los votos en las elecciones de 2016, que fue 136 millones. En los Estados Unidos, la mayoría de los estados permiten votar no solo por correo, sino también por urnas e incluso semanas antes del día de las elecciones, que cae este año. 3 de noviembre.

Participación democrática

Es cierto que los estados que obligan a los votantes a registrarse en un partido u otro informan que están votando muchos más demócratas que republicanos: 12 millones frente a siete millones, según los datos. Proyecto de elecciones americanas. Pero eso solo cubre 25 millones del total de 56 millones, y además, inscribirse en un partido te obliga a votar por ese candidato, por lo que estas cifras no son indicativas de nada.

Lo cierto es que el presidente también juega un papel importante en la supuesta desmovilización de los republicanos en la votación anticipada. Durante semanas ha estado denunciando estafas masivas, especialmente por parte de aquellos estados que envían boletas a todos los miembros, incluso si no las solicitan, y en la votación por correo. Aun así, la fiscalía aún no ha presentado denuncias por este presunto fraude. Independientemente, Trump sigue insistiendo. Este sábado, luego de votar en una biblioteca en Palm Beach cerca de su mansión Mar-a-Lago, el mandatario dijo: “Fue un voto muy seguro, más que cuando envías la boleta por correo, no hay es seguridad «.

Muchos demócratas creen que con estas acusaciones de fraude, Trump está sentando las bases para impugnar las elecciones en caso de que pierda y el resultado sea muy ajustado. Ya en el año 2000, toda la nación estaba esperando el resultado decisivo de Florida. Pero hubo denuncias de irregularidades y finalmente el asunto llegó a la Corte Suprema, que en diciembre dio la victoria final a George Bush Jr.

Biden y el Supremo

El candidato demócrata también aprovechó para criticar a Trump y sus aliados republicanos en el Congreso por «no tener tiempo» para aprobar un nuevo plan de ayuda ante la crisis económica provocada por la pandemia, pero que, al mismo tiempo, se apresuran a confirmar. al juez designado por el presidente del Tribunal Supremo, Amy coney barrett. Biden definió al magistrado como alguien «interesado en una cosa: eliminar Obamacare», refiriéndose a la reforma sanitaria aprobada por la administración de Barack Obama. Biden propuso una reforma – en el debate del jueves la llamó «Bidencare» – que mantiene los seguros privados, pero incluye una opción pública.

Biden, que imprimió un punto de agresión hacia su rival al final de la campaña, cerró el discurso con un ataque directo: “Todos saben quién es Donald Trump. Demostremos quiénes somos. Elegimos la esperanza sobre el miedo. Unidad contra división. Ciencia versus ficción. Y sí, honor e integridad frente a las mentiras «, dijo en un momento en que Trump duplicó los cargos de soborno contra Biden por el negocio de su hijo. Cazador en Ucrania y China.

Míralos
Comentarios

.