Un adolescente se infecta con el 90% de los abuelos en una vivienda



La actualidad en Alicantur Noticias

47 de 54 abuelos Residencia Templis Atlantis en CubellesDimos en barcelona covid-19 positivo. Esta cifra representa casi el 90% de los que viven en el centro, donde un tercio de la población activa está infectada. Entre ellos se encuentra el gerente, Anna Barcelóatribuye el virus a su ingreso al local de transmisión de un trabajador cuyo hijo está en contacto con un positivo en el instituto.

En expresiones Libertad digitalBarceló garantiza: el joven no se sometió a ningún PCR posteriormenteporque al principio no tenía síntomas. Su madre perdió el sentido del olfato y el director llamó a la casa para informarles que ambos estaban en la prueba. finalmente, la prueba resultó positiva.

El mismo día sábado 26 de septiembre, el centro socio-de salud activó protocolos y aisló a todos los abuelos en sus habitaciones. Hicieron PCR el martes y deberían haber obtenido todos los resultados el jueves. Sin embargo, un contaminación en muestras Las pruebas tuvieron que repetirse y el 90% de los residentes y un tercio del personal no fueron confirmados infectados al final de esta semana.

“Ha habido una serie de errores que nada tienen que ver con nuestra gestión”, dice el director. no ha habido casos de covid hasta ahora. Barceló reclama la responsabilidad de los jóvenes precisamente por eso: «Se juntan, no respetan nada y luego van a la secundaria y se meten entre ellos.. De nada sirve tener cuidado en la vivienda, si las familias de los trabajadores o los niños nos traen el virus. «

Según él, las autoridades deberían reevaluar si sería más apropiado reducir la presencia de estudiantes mayores en las aulas. «Ahora que no lo hacen en Internet, esto será pólvora.advierte Barceló, que asegura que ya hay dos o tres clases cerradas en el instituto de este joven.

Actualmente, el Director solo es responsable del estado de salud de los residentes. cuatro aceptados estable. Afortunadamente, el resto solo presenta síntomas leves y son monitoreados diariamente por profesionales de la salud en el centro.

En cuanto a la plantilla, los trabajadores que dan negativo en la prueba se duplican y «hacen todo lo posible» ya que la ausencia de sus compañeros pasa desapercibida. «Se contratan 10 personas más», dice el director, «pero no pueden venir a trabajar con nosotros hasta que tengan un CRP negativo».

.