Un año de alarma: el balance del científico que pidió en vano una auditoría a Sánchez



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Este domingo se cumple un año desde la Presidente del gobierno, Pedro sanchez, ha decretado el primer estado de alarma para afrontar la coronavirus. Sin embargo, ni la severa prisión que se impuso entonces ni las restricciones posteriores consiguieron acabar con una pandemia que, según los servicios funerarios, ya habría cobrado más de 120.000 vidas En nuestro país. En este contexto, muchos científicos han pedido al gobierno auditoria independiente.

Uno de los primeros expertos en alzar la voz fue José María Martín-Moreno, Doctor en Epidemiología en el Universidad Harvard y profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de valencia. Cualquiera que fuera consultor del Organización Mundial de la Salud (OMS) fue uno de los firmantes de los artículos que la élite de la ciencia española publicó en la prestigiosa revista La lanceta pedir al Gobierno esa evaluación que parecía – y sigue siendo – absolutamente necesaria.

martin-moreno-coronavirus13032021.jpg

Hoy, a un año del primer estado de alarma, Martín-Moreno hace balance Libertad digital la gestión del Ejecutivo luego de un año de pandemia. Y ya les digo que esta experta -que ha sido asesora de ministros de distintos ámbitos políticos como Ernest Lluch, Trinidad Jiménez o Ana Pastor- no se muerde la lengua. Habla sobre Fernando Simón como un «personaje decepcionante«y revela lo que piensa de la intención del gobierno de llevar a cabo la inmunidad de grupo este verano.

P: Hace un año que Pedro Sánchez decretó el estado de alarma y detención severa … ¿Cómo evaluaría la gestión del gobierno en este período?

A: Siempre creo en la buena voluntad de todas las personas que se han ocupado de la gestión de la respuesta a la pandemia, pero si miramos la actitud amateur, los cambios de criterio -que no han sido homogéneos en las distintas comunidades autónomas- y en los resultados objetivos no me queda más remedio que decir que la gestión de este problema ha tenido un amplio margen de mejora.

P: ¿Cuáles fueron los principales errores cometidos por nuestro país?

A: Sería una lista larga con distintas consideraciones, pero poco a poco destacamos la frivolización inicial del problema, los mensajes contradictorios -con el tema de las máscaras o la transmisión de aerosoles-, los anuncios triunfales de haber vencido la pandemia del verano pasado – aquí estamos .la descoordinación de un problema global cuya descentralización sin criterios generó 17 modelos de control pandémico, mala planificación de la campaña de vacunación … pero, sobre todo, particularmente grave fue la desprotección del personal sanitario y de las personas mayores y de enfermería. personal a domicilio.

P: ¿Qué opinas del papel desempeñado por Fernando Simón? ¿Lo habrías detenido?

A: Decepcionante. Lo conocía un poco de años anteriores. Creo que el personaje se comió a la persona. En cuanto a la otra pregunta, no soy yo quien nomina, ni tengo ningún rol en ese proceso y, en consecuencia, no creo que tenga sentido comentar quién está terminado o no.

P: Fuiste uno de los primeros en solicitar una auditoría independiente que parece no haber llegado … ¿Sigue siendo necesaria?

R.: Realmente. Durante mi comparecencia el 9 de junio de 2020 en la Comisión de Reconstrucción Social y Sanitaria del Congreso de los Diputados, mi primera recomendación fue crear una comisión independiente para averiguar qué se ha hecho bien y qué se ha hecho mal en respuesta a la pandemia. Ahora sigue siendo tan importante, si no más, porque, como dijo George Bernard Shaw, «el éxito no se trata de no cometer nunca errores, sino de no cometer nunca los mismos errores por segunda vez». Para empezar, todos sabemos que la pandemia del covid-19 ha afectado a España de forma extraordinaria, y necesitamos hacer un análisis crítico y constructivo de por qué hemos fracasado tanto cuando creíamos que teníamos un sistema sanitario y social muy sólido. .

P: 40 días después de publicar su artículo La lanceta, el gobierno accedió a conocerte … ¿Fue útil esa reunión o crees que solo querían silenciar las críticas?

A: La reunión fue bien recibida y permitió la presentación de ideas. Pero el caso es que la evaluación aún no se ha realizado y, lo que es peor, no hay indicios de voluntad para hacerlo. Lo único que había era un breve informe escrito por el gobierno y las comunidades sobre cuál podría ser el mecanismo de evaluación que podrían implementar en algún momento. Pero, en mi opinión, insuficiente.

P: ¿España ha controlado la pandemia peor que otros países europeos?

A: No ha habido ningún país de Europa que realmente haya controlado bien la pandemia, pero ha habido aspectos que podemos elogiar, como los llevados a cabo en Alemania en apoyo de la investigación, la adherencia y el seguimiento de algunas medidas de limitación de la movilidad. España ha controlado el problema con altibajos y, por supuesto, no podemos estar orgullosos de estas comparaciones.

P: ¿Cuál es su opinión sobre la campaña de vacunación? ¿Crees que se gestiona bien?

A: Creo que se ha hecho un esfuerzo, pero no se ha realizado una planificación detallada rigurosa para permitir la segmentación o estratificación de la vacunación de manera más eficiente y efectiva. Y la emisión del certificado de vacunación no se tramitó desde el principio.

P: ¿A qué te refieres?

A: Quiero decir que desde el principio tuvimos que pensar en el certificado para la correcta trazabilidad del estado de vacunación de los ciudadanos. Esto se hace independientemente de la necesidad de respetar los principios éticos y ajustar el cronograma y los objetivos de uso de este certificado.

P: El gobierno sigue argumentando que en el verano lograremos la tan esperada inmunidad colectiva… ¿Qué opinas? ¿Cree que las autoridades están dando a los ciudadanos una visión demasiado optimista al respecto?

A: Desde el 1 de enero hasta la primera semana de septiembre hay 35 semanas. Nuestro objetivo es vacunar alrededor del 75% de la población, lo que significa vacunar a 35 millones de ciudadanos. Para completar las dos dosis, habríamos tenido que administrar dos millones de vacunas a la semana para llegar a principios de septiembre con la meta alcanzada. Sabemos que la salida fue extraordinariamente lenta, por lo que se necesitaría mucha velocidad para llegar incluso al objetivo de tener el porcentaje deseado en la primera semana de septiembre. Más allá de eso, dudo mucho que podamos tener inmunidad grupal durante el verano. En cualquier caso, nada es imposible si lo quieres y lo haces con determinación.

P: ¿Tiene el coraje de fijar una fecha para el fin de la pandemia en España? O al menos volvamos a esa tan deseada normalidad en la que podíamos movernos con libertad y ser valientes con amigos y familiares …

A: No soy adivino y la fecha dependerá del comportamiento de toda la sociedad. En cualquier caso, estimaciones optimistas apuntan a que a finales de año empezaremos a ver la luz.

P: ¿Qué mensaje enviaría al gobierno y qué mensaje enviaría a los ciudadanos?

A: Aconsejaría al Gobierno que no tema dejarse asesorar sobre una base más científica, que asuma la coordinación con más determinación y sea coherente con sus principios en el cumplimiento de las recomendaciones. A los ciudadanos, tengan esperanza, porque con la vacunación y si respetan los principios de prevención, saldremos de ella. Y nos estamos acercando cada vez más.

.