Un camino burocrático crucial hace inalcanzable la promesa de «topes» de Pedro Sánchez



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

No es solo una cuestión de dinero, aunque se necesiten decenas de millones. Tampoco falta tecnología, pues ya existen empresas españolas punteras en la producción de puntos de recarga para vehículos eléctricos. El verdadero obstáculo para el desarrollo de la electromovilidad en España es la burocracia. Y los expertos creen que forman una montaña tan alta que será prácticamente imposible tener 100.000 puntos en 2023, como prometió hace dos semanas Pedro Sánchez, siempre y cuando se recarguen rápido o ultrarrápido, los que permitirían los viajes.

“Estos valores de tarificación infraestructural, aunque deseables, no es razonable que se puedan conseguir en tan poco tiempo”, evalúa Pablo Frías, doctor en ingeniería industrial y coordinador de la Observatorio de vehículos eléctricos

.