Un comité de la Moncloa vigilará a los medios y perseguirá lo que considera «desinformación»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Jueves 5 de noviembre de 2020-12: 35

Ivn Redondo, jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno, y Miguel Ngel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, dirigirán el plan

El jefe de gabinete de Moncloa, Iván Redondo (primer plano), y el ...

El jefe de gabinete de Moncloa, Iván Redondo (primer plano), y el secretario de Estado de Comunicaciones, Miguel Ángel Oliver, en rueda de prensa.

JAVI MARTNEZ

El gobierno inicia su procedimiento de actuación contra la desinformación. Un tema que preocupa y ocupa a Moncloa. El propio Pedro Sánchez ya ha anunciado en su discurso de inauguración que sería una prioridad para su gabinete. La Presidencia del Gobierno y la Secretaría de Estado de Comunicación tomarán las riendas de este plan, que considera «imprescindible para establecer medios de funcionamiento y mecanismos encaminados a evaluar de forma continua el fenómeno de la desinformación a nivel global y en particular para España».

Este procedimiento fue aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional y se publica este jueves en el BOE. Las riendas del mismo lo llevarán dos hombres de Moncloa: Ivn Redondo, jefe de gabinete de la Presidencia del Gobierno, y Miguel Ángel Oliver, Secretario de Estado de Comunicación. La ordenanza señala como «uno de los pilares que sustentan las sociedades democráticas y que las instituciones públicas y las administraciones deben garantizar» «información veraz y diversificada», pero advierte de la amenaza que representa la «difusión deliberada, masiva y sistemática de la desinformación». , que intentan influir en la sociedad con propósitos egoístas y espurios ”.

Para abordar y combatir la desinformación, el Ejecutivo crea una Comisión Permanente contra la Desinformación, cuyo propósito será «garantizar la coordinación interministerial a nivel operativo en materia de desinformación». Este órgano será coordinado por el Secretario de Estado de Comunicación y presidido en forma ordinaria por el Director del Departamento de Seguridad Nacional, quien a su vez desempeñará las funciones de Secretario.

El gobierno aprueba las líneas estratégicas del Plan de acción para la democracia europea Considerando que, con «el objetivo de combatir la desinformación y reforzar la resiliencia de las sociedades europeas», incluye, entre otras cosas, aumentar la integridad electoral y garantizar que los sistemas electorales sean libres y justos; fortalecer la libertad de expresión y el debate democrático, examinando la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación, así como el papel de la sociedad civil.

También destaca la necesidad de abordar la desinformación de «manera coherente, considerando la necesidad de examinar los medios utilizados para interferir con los sistemas democráticos, sobre la base de acciones para combatir la desinformación relacionada con Covid-19».

Cuatro niveles de implementación

El procedimiento, tal y como establece la ordenanza publicada en el BOE, prevé cuatro niveles diferentes de activación con los que Moncloa quiere detectar tanto las campañas de desinformación y su análisis de los posibles impactos en la Seguridad Nacional, como el apoyo en la gestión de situaciones de crisis en las que puede haber un impacto de estas campañas.

Dependiendo del nivel impuesto, las medidas de acción que implementará el gobierno incluyen monitoreo y vigilancia para detección, alerta temprana, notificación y análisis; participación en el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (RAS) y activación de protocolos; así como la activación, si es necesario, de una célula de coordinación contra la desinformación activada ad hoc por el director del Departamento de Seguridad Nacional, mediante la implementación de una campaña de comunicación pública dirigida por la Secretaría de Estado de Comunicación de acuerdo con la naturaleza de la campaña de desinformación.

Niveles de activación

– Nivel 1: Nivel con capacidad de actuar a nivel técnico para detectar, pre-alertar y notificar en base a su comunidad de referencia.

– Nivel 2: nivel con la capacidad de apoyar la coordinación, sincronizar y priorizar todos los esfuerzos en la lucha contra la desinformación

– Nivel 3: nivel en el que se toman decisiones y se establecen objetivos de carácter político-estratégico para afrontar una campaña de desinformación.

– Nivel 4: nivel de gestión política en el marco del sistema de seguridad nacional.

En su planteamiento, el gobierno coloca como «base de la resiliencia de nuestras sociedades ante los desafíos», «la libertad de expresión y la libertad y pluralidad de los medios de comunicación», y hace un llamado a estos últimos para que colaboren en su plan.

El Ejecutivo podrá solicitar la colaboración del sector privado, es decir, los medios de comunicación, plataformas digitales, asociaciones, ONG y aquellas personas en su calidad de expertos, cuya contribución se considere relevante para llevar a cabo «acciones como la identificación y no contribución a la la difusión de la desinformación, la promoción de actividades de sensibilización y la formación o desarrollo de herramientas para prevenir su propagación en el entorno digital, entre otros ”.

.