Un diputado de ERC se enfrenta a Olona en el Congreso gritando «fascista»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El pleno de este martes en el Congreso de los Diputados dejó una imagen insólita: la del ERC que califica a Vox de «fascista». Solo unas horas después el Consejo de Ministros aprueba el indulto a los golpistas catalanes, el diputado del grupo republicano, María Carlvalho, arremetió contra la secretaria general del grupo Vox, Macarena Olona, ​​gritando «fascista».

La diputada de ERC aprovechó su intervención en el debate sobre el Proyecto de Ley presentado por Vox de «plena protección de los denunciantes de corrupción» para atacar con dureza al partido, al que ha calificado reiteradamente de «neoliberalista y fascista de extrema derecha».

«Al fascismo, al neofranquista de extrema derecha, no hay agua. Nos quieren en las cloacas, ahogados en el mar, presos en las Cíes, nos quieren en el armario, nos quieren deportados, obedientes, modestos, tranquilos ”, concluyó su discurso.

Batet no evita los insultos de los «fascistas»

Bajando de la tribuna Olona le reprochó, cuando pasó frente a su asiento, «su falta de decoro y educación parlamentaria por las atrocidades que había dicho «, según fuentes del partido, de las que Carvalho habría preguntado hasta dos veces» lo que dijo «.

El diputado Vox repitió dos veces lo mismo, «que no tenía educación», lo que provocó el enfado visible del diputado de ERC que comenzó a regañarlo y terminó llamándolo «fascista».

El presidente del Congreso, Meritxel Batet, no intervino, además de pedir silencio para que el diputado de la TAZA, Pedro Antonio Honrubia, quien intervino en ese momento y empezó a mostrar su «solidaridad «a Carvalho por los» insultos xenófobos y racistas «que había recibido» de los habituales «, refiriéndose a Vox.

El partido calificó en Twitter a la diputada de ERC de «loca», acusada de «conspirar contra la nación», pidiéndole que «pierda la nacionalidad». El partido aprovechó para recordar su recurso ante el Tribunal Constitucional pidiendo la revocación de la condición de diputados a los separatistas por la fórmula que utilizaron en el momento de su toma de posesión y su propuesta de ilegalizar a estos partidos por atentar contra la unidad de España.

.