Un gobierno perplejo y reactivo



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado:

Ni siquiera fue necesario esperar a que los miembros del gobierno y diputados socialistas abandonaran el hemiciclo tras la votación de la moción de censura para observar rostros perplejos en todos ellos. Con la ruptura de forma y fondo con Vox, Pablo Casado no solo rompió los esquemas mentales de Santiago Abascal, sino el vaticinio que habían hecho Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o Adriana Lastra de dar una respuesta agresiva al líder del PP. Era el retrato de un gobierno dislocado dejado solo por la resignación de improvisar una respuesta loable y peligrosa a su doble hilo, al «centrismo» y la moderación. Casado supo robar a los estrategas de la Moncloa, convirtiendo su script anterior

Manuel MarínManuel MarínSubdirectorManuel Marín

.