Un impulso para el diálogo de Sánchez



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Un impulso para el dialogo de Sanchez

Con una media sonrisa, el candidato socialista a la Generalitat, Salvador Illa, repitió que estaba en Cataluña para quedarse. Esta aparente obviedad no solo iba dirigida a Inés Arrimadas, ganadora del liderazgo ciudadano en las elecciones de 2017 y que canjeó Cataluña por Madrid, sino que la promesa de su estancia permanente en su comunidad autónoma era una apuesta para llevar a cabo un proyecto de futuro. En el gobierno o como la primera fuerza de oposición, incluso si ganó con votos.

Un nuevo momento para el PSC, y para el PSOE, para canalizar el histórico conflicto de Cataluña a la mesa de negociaciones entre el Gobierno y la Generalitat. Incrementar la fuerza con la que los socialistas pueden argumentar, su capacidad de alternativa cuando el partido independentista apela reiteradamente al derecho a la autodeterminación y amnistía de los condenados por procesada, fue uno de los objetivos de Efecto Illa. Hace apenas cinco semanas, los socialistas solo aspiraban a ser los primeros del bloque que respeta y defiende la Constitución, pero que quiere «el reencuentro» de todos los catalanes. Las bajísimas expectativas electorales de Ciudadanos y el PP fueron la palanca que el PSC y el PSOE tenían de antemano. El desastre para estas fuerzas políticas fue aún mayor de lo esperado.

Cuando, el próximo miércoles, el líder del PP, Pablo Casado, interrogue a Pedro Sánchez en el Congreso, será difícil retenerlo contra la gestión de la pandemia como hasta ahora, una vez que hayamos visto los resultados electorales de sus máximos responsables, Salvador Illa, y pese a que los catalanes no han juzgado la gestión del coronavirus, ni la del gobierno ni la del gobierno. Lo que no hay duda es que le han dado la espalda a los populares y Ciudadanos. La campaña nacional del PP en Cataluña no se entendió. Todos los partidos reconocieron la calidad del candidato popular, Alejandro Fernández, pero fue eclipsado por su líder. También es cierto que Casado no quiso esconderse y estuvo al frente de la campaña.

Galería de fotos: La noche de las elecciones catalanas 2021

Las dificultades parlamentarias para el gobierno de Sánchez serán a partir de ahora de gran importancia. No será fácil salvar a la mayoría para ayudar a los proyectos del ejecutivo de la coalición. El ERC será seguido de cerca, como siempre, en cuanto a lo que haga en Madrid de sus rivales del Junts. El mayor deseo de los socialistas, además de obtener el mejor resultado, era que los republicanos se anticiparan a la candidatura de Laura Borràs, como al final sucedió, aunque solo sea levemente. Queda por determinar qué valor tiene el documento de todos contra Illa, firmado por los separatistas para comprometerse a no pactar con el candidato socialista.

Pero, en el gobierno o en la oposición, la fuerza del PSC, y del ejecutivo central, para ser interlocutores fundamentales en el conflicto catalán es lo que celebran de momento los socialistas. Aunque el problema sigue con la misma profundidad: la independencia ha superado el 50%