Un juez acusa a la niñera-consultora de Irene Montero por una administración injusta



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El titular del Juzgado de Educación número 46 de Madrid, José María Escribano, ha abierto una investigación sobre el caso de la niñera-consultora de la Consejera de Igualdad de Oportunidades, Irene Montero, por un posible delito de mala administración. El magistrado accedió a la citación como sospechoso Teresa Arévalo para el próximo 14 de julio y también ordenó que el ministro sea informado del trámite.

En un coche de 2 páginas, al que tenías acceso Libertad Digital, el juez ha acordado abrir el proceso al considerar que existen indicios de un presunto delito de mala administración, el mismo que denunció ante el juez en el caso Neurona, quien se encargaba del cumplimiento normativo de la parte Monica Carmona, cuando se quejó de que Montero usó a Arévalo para cuidar a la niña en los hechos de la campaña. Todo esto, con los fondos electorales de la formación morada. La propia Carmona también será citada como testigo.

Como ministra, Irene Montero está certificada ante el Tribunal de Casación, por lo que si se confirma la prueba de un delito de administración incorrecta que el instructor ha apreciado a priori, deberá plantear el proceso mediante declaración motivada.

Finalmente, el magistrado accedió a citar como testigo al gerente de Podemos, Rocío Esther Val; al tesorero, Daniel de Frutos; y el jefe de formación en seguridad, Victor Martins, que deberán declarar el 19 de julio.

Contáctanos en investigacion@libertaddigital.com

.