Valencia cuenta con 830 grandes propietarios y prevé incrementar su IBI en un 30% en pisos vacíos



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Una mujer mira el escaparate de una agencia inmobiliaria en Valencia, en un archivo de imagen.
Una mujer mira el escaparate de una agencia inmobiliaria en Valencia, en un archivo de imagen.Tania castro

El Ayuntamiento de Valencia contabilizó 830 propietarios de 10 o más viviendas en la ciudad, entre ellos 406 personas físicas y 424 personas jurídicas (empresas), según ha informado este martes el concejal de Hacienda, el socialista Borja Sanjuán. Esta es la base de los grandes propietarios a los que el Consistorio, presidido por Joan Ribó, de Compromís, en coalición con el PSPV-PSOE, puede aplicar un recargo del 30% sobre el IBI (impuesto inmobiliario) si mantienen las viviendas vacías y En breve, según lo previsto, se aprobará la normativa autonómica que permitirá esta posibilidad.

La tercera ciudad más poblada de España basa sus cálculos en Estudio del número de apartamentos por inquilino, el cual contabiliza el total de viviendas en su mandato municipal en 420.298 y el de propietarios en 324.329. De estos, el 99,74% tiene menos de 10 propiedades, mientras que el 0,26% restante (830) tiene más de 10 propiedades. “El padrón de viviendas vacío que está elaborando la Generalitat debe determinar ahora cuál de estos grandes propietarios no ha alquilado sus propiedades y, por tanto, es probable que el Ayuntamiento les aplique el recargo del Ibi”, explica la nota.

“El Ayuntamiento de Valencia ya había cumplido con su cometido y la Generalitat ha avanzado mucho. Si se cumplen los plazos y tenemos ese padrón de viviendas vacías de la Generalitat de los grandes propietarios antes de fin de año, ya habrá un suplemento en 2022 ”, dice Sanjuán. El objetivo no es recaudar más, sino Hay menos casas vacías en la ciudad y, por lo tanto, rentas más bajas, agrega la nota, que también se refiere a la futura ley de vivienda en la que está trabajando el gobierno.

Esta norma, cuyo borrador aún no ha sido presentado al Congreso para el inicio del proceso legislativo, permitirá limitar los alquileres en las zonas donde el precio está estresado si el arrendador es una empresa con más de 10 viviendas. La definición, por tanto, varía levemente con respecto a los cálculos del Municipio, que la estableció en 10 viviendas como lo establecerá el futuro estándar regional. Si bien el Consejo aclara que de las 424 personas jurídicas con 10 o más viviendas, 164 tienen entre 10 y 14 viviendas; 76 tienen entre 15 y 19 viviendas; 119 tienen de 20 a 49 viviendas; 33 tienen entre 50 y 99 casas; 26 tienen entre 100 y 299 viviendas y seis tienen 200 o más. El análisis de estos datos muestra que estas empresas suman al menos 11.200 viviendas en la ciudad, un 2,6% del parque total. A pesar de esta cifra, si tomas como referencia la parte superior de la horquilla, podría ser incluso más del doble.

Compensación a planes protegidos

La futura ley estatal de vivienda también establece recargos en el IBI para las casas vacías que pueden ser de hasta el 150%. La intención del Ejecutivo de Coalición es que esta sanción para viviendas que permanezcan desocupadas sin justificación se aplique tanto a personas físicas como a empresas que posean cuatro o más propiedades. La aplicación o no de este aumento, sin embargo, dependerá de cada municipio. Como también será decisión municipal si las empresas patrocinadoras están obligadas a reservar el 30% de las propiedades que recauden en suelo consolidado (el que está listo para construir) para casas de protección oficial (VPO). Esta medida, anunciada junto con el acuerdo del gobierno la semana pasada, permitirá sin embargo a la junta compensar a los promotores, confirman fuentes del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Es decir, los municipios que exigen reservar un 30% para la VPO deben aumentar el área de construcción, asignar terrenos equivalentes o compensar a los desarrolladores en función de los precios de mercado.

Otra novedad importante de la ley es que al menos la mitad de esta VPO debe ser para alquiler y no para venta. El gobierno quiere reforzar los parques de alquiler social, de los que España tiene una grave escasez en comparación con otros países europeos. Por ello, tal y como adelanta Alicantur, la futura normativa también contendrá limitaciones para las Administraciones que tengan el plan social para venderlas en bloque a inversores, en operaciones similares a las que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid realizaron en el años de la Gran Recesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *