Victoria Rosell: «La violencia machista está rebotando con la nueva normalidad»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Victoria Rosell La violencia machista esta rebotando con la nueva

Las últimas semanas han sido negras en España. En lo que va de año, 18 mujeres han sido asesinadas. Ese mismo día, la expareja de una menor de 17 años confesó haberla matado en Sevilla y el cuerpo sin vida de Olivia, la mayor de las dos hermanas secuestradas en Tenerife por su padre, fue encontrado a mil metros de profundidad. . «No las volverás a ver», les había advertido el hombre, la madre de las niñas. Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la violencia machista (Murcia, 53), explica que los ataques machistas han aumentado con el regreso de la normalidad, después de que la pandemia haya amainado, y advierte de una posible recuperación en el verano.

Pregunta. ¿Estamos viendo una epidemia de violencia de género?

Respuesta. Podríamos decir que sí. Covid-19 es una pandemia sobre otra pandemia, violencia de género. Cuando se levantan las restricciones, surge la siguiente. En 2020 hubo más violencia de control, pero menos violencia física y asesinatos, y ya dijimos que no podíamos tirar campanas sobre la marcha, porque era violencia contenida. Ahora se está recuperando con la nueva normalidad, que era una nueva normalidad machista.

pag. ¿Tienes miedo de que este rally continúe?

r. Estamos en un momento muy crítico, esto está relacionado con el poder y la libertad relativa. La violencia sexista es una situación de poder. Es muy bueno que tengamos este sistema de salud, que se vacune a esta velocidad y que podamos volver a la normalidad, pero al mismo tiempo que la disminución de la alerta de covid no deje atrás la alarma de violencia machista. Este verano, todas las instituciones y toda la sociedad deben ser muy conscientes de que, con el fin de las restricciones, en todas las fiestas, lugares de entretenimiento, festivales, no se reanuda la violencia física y la violencia sexual. Sería lindo que en cada fiesta local, con el dinero del pacto estatal contra la violencia de género, que se ha duplicado para los municipios, hubiera un punto morado, donde las mujeres pueden ir y donde se sienten seguras y pueden ser asesoradas. Está en manos de todos que este verano no debemos lamentar un fuerte aumento de la violencia machista.

Más información

pag. ¿Es este aumento de casos en las últimas semanas una respuesta a la polarización, al avance del feminismo por un lado, frente al aumento de posiciones de negación por el otro?

r. Creo que hay algo de todo esto, un polo es la negación sexista, el otro es nuestro sistema constitucional, de libertad e igualdad de las mujeres. Hay una reacción de machismo y patriarcado frente a los avances del feminismo. Esta semana se publicó el gran avance que representa la ley de la niñez y la de apoyo a las personas con discapacidad, que establece que un maltratador no puede ser un buen padre, prevé la suspensión del régimen de visitas no solo con condenas y la protección del régimen, pero también cuando un hombre está involucrado en un proceso penal o cuando hay signos de violencia en un proceso de divorcio. La primera reacción fue defender los derechos de estos hombres, incluso si eran sospechosos de abuso. Lo primero es proteger a estos niños. La Ley de violencia de género también se ha enmendado para incluir la violencia por intermediarios. Se trata de avances que se intentan oscurecer reprimiendo el machismo típico.

pag. ¿Qué es la violencia indirecta y qué tan común es?

r. Ocurre sobre todo cuando el hombre ya no tiene a la mujer disponible, porque ella se separó o se divorció o reconstruyó su vida sin él. Lo que tiene a su disposición son sus hijos, y también los utiliza como simples herramientas para golpear a la madre donde más le duele, o en caso de asesinatos, como dicen las propias víctimas, como dice Itziar. [Prats] y angela [González Carreño], conviértelos en muertos vivientes. Siempre ha existido.

pag. Quieren dañar a las madres, pero los niños también son víctimas, ¿cómo se puede mejorar su protección?

r. Precisamente con un enfoque de género e infancia que permita a todos los agentes involucrados entender que son dos tipos de víctimas de un mismo proceso de violencia machista. Detrás del anuncio «nunca los volverás a ver» o «te golpearé donde más duele» se da a entender que se trata de una sola violencia con distintas víctimas. Hay que desarrollar medidas que tengan esta perspectiva. En la evaluación de riesgos es necesario evaluar no solo a la víctima, no solo el ambiente, sino también a sus hijos e hijas, y obviamente también al agresor, y poner muchos más medios para las mujeres que no denuncian y para los niños, que es. víctima directa de la violencia sufrida por sus madres.

pag. El ministro dijo que diagnosticarían las fallas en la protección de las mujeres y los niños recientemente asesinados. ¿Qué salió mal?

r. Este diagnóstico aún no se ha realizado y evaluado con todas las instituciones involucradas, pero ciertamente podemos mejorar la respuesta y, por tanto, el pacto de Estado, que debe durar incluso más allá de su vigencia inicial, más allá de 2022.

pag. ¿Cómo?

r. En el eje de protección, derivación y acompañamiento a las víctimas que no denuncian, que son la mayoría, alrededor del 80%, las que salen de la violencia por separación o divorcio. Y en estos procesos, aunque no sean procesos de violencia, debemos ser capaces de detectar la violencia y separar a los niños de este peligro, de lo contrario solo protegeremos a quienes lo denuncien. El sistema penal protege sólo después de ocurrido el hecho, no puede prevenirlo y, sin embargo, el sistema social de atención psicológica puede permitir hablar de violencia en los juicios civiles, no solo en los penales. Es fundamental mejorar el análisis de riesgos con un mayor enfoque de género, más datos y más evaluación del delincuente, la víctima y sus hijos. Y creo que ahora también debemos hablar del desarrollo de todas las medidas contenidas en las leyes de infancia y apoyo a las personas con discapacidad, escuchando y protegiendo a los niños adaptados a ella, y como víctimas directas que están expuestos a la violencia de género. .

pag. Muchas madres se quejan de falta de protección cuando denuncian la violencia contra sus hijos: si actúan solas son castigadas, si esperan se arriesgan a lo peor. ¿Qué hacer ante esta dicotomía?

r. También la justicia debe hacer una gran y urgente reflexión sobre estos parámetros. Está imponiendo sanciones desproporcionadas. Hoy [por este viernes] nos enteramos que Juana Rivas se rindió y entró [en un centro de inserción social] cumpliendo condena, por no haber entregado a los niños, por haber denunciado violencia, y sin duda con algún fallo institucional en su caso. No se puede castigar a una mujer que no ha desaparecido o que ha puesto a sus hijos en peligro durante años de prisión y una prohibición de seis años de responsabilidad parental. En España son muchas las víctimas del síndrome de la falsa alienación parental, que la ley de protección de menores excluye. A través de los sistemas de desobediencia, las mujeres que no quisieron ofender a las autoridades, que es el delito de desobediencia, son castigadas de manera desproporcionada, pero principalmente para proteger a sus hijos, y pueden haber desobedecido algún término de una resolución que no tenían. nunca han puesto en peligro a sus hijos, pero son castigados como si hubieran arriesgado sus vidas, cuando querían decir exactamente lo contrario.