Víspera de Todos los Santos



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Escribo en vísperas de después de «Halloween», esa fiesta extranjera, que ya está gozando de mucho boom aquí, pasando por el tonto esnobismo, o viceversa. Mire, alcalde, lo que cuenta aquí es la noche de las brujas en una fecha fija, según el calendario de la tradición anglosajona o norteamericana, de donde proviene el espectáculo. Halloween tenemos muchos, o demasiadosSolo tienes que ir a un cóctel de Madrid, aunque ahora haya poco o ningún cóctel. Nos regaló para celebrar «Halloween», como si fuera San Isidro. Es imposible ignorar el completo chisme de brujas y vampiros que se ha montado en las redes, incluidas las celebridades. Porque como no puedes salir a ventilar tu disfraz de trapo, porque la gente da una vuelta en Instagram, ese no es el momento, pero casi.

«Halloween» se celebra desde hace varios días, o noches, como si de la Verbena de la Paloma se tratase, pero con mucha novia de Frankenstein a bordo de escotes tan sanos como cultivos. El álbum disfrazado durará un poco más. Veo que a la gente le pasa lo mismo que a los famosos: les gusta salir muy suntuosos con la película, y también muy masajeados por Photoshop, también porque el disfraz es la noticia de los días en que no hay novedades. Como ahora hay poco trabajo de corte, porque vas a disfrazarte de esqueleto y tienes el carnet de seguro de un desempleado. Ya quieren salir con un desliz, pero entre estar en la foto hecho un desliz y no salir, es mejor salir. Aquí ya tenemos, prácticamente todos los días, las noches de Halloween, y celebramos el día de muertos, por tanto nuestro, con el recuerdo y un ramo de rosas del silencio. Fuimos al cementerio, pero sin ir, por el coronavirus, pero nos disfrazamos para el mundo, desde las redes sociales, que van tan lejos, sin salir de casa.

Nos gustó este «Halloween», quizás porque nos gustan las horas extras del carnaval, cuando no hay tiempo para los carnavales. No entiendo «Halloween», alcalde, pero la multitud rápidamente se lleva bien con las tradiciones, siempre que sean extranjeras y en inglés. No tenemos suficiente miedo al coronavirus y usamos el disfraz de bruja. Pero la bruja se disfrazó en sí, y no la bruja para ir al palacio. Lo nuestro.

Ángel Antonio HerreraÁngel Antonio HerreraEscritor de opiniónÁngel Antonio Herrera

Míralos
Comentarios

.