Vox acusa a Pablo Iglesias de cuatro delitos en el «caso Dina» y pide 13 años de prisión



El periódico digital de Alicantur Noticias

Martes 20 de octubre de 2020-16: 42

La formación presenta la acusación en la audiencia aunque el líder de Podemos aún no ha sido acusado y depende del Tribunal Supremo.

El presidente de Vox Santiago Abascal (izquierda) y Pablo Iglesias, un ...

El presidente de Vox, Santiago Abascal (izquierda) y Pablo Iglesias en el Congreso en enero.

JAVI MARTNEZ

Vox presentó ante la Audiencia Nacional un escrito de acusación contra Pablo Iglesias en el que solicitaba al vicepresidente del Gobierno un total de 13 años de prisión y una multa por cuatro delitos. El escrito se presenta a pesar de que Iglesias ni siquiera está acusado ya que su situación está en manos del Tribunal de Casación, luego de que el juez Manuel García Castellón enviar a la Audiencia Nacional las pruebas que crea que respaldan la alegación del calibre.

En esta lógica, el juez señaló la posible comisión de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, daño informático y denuncia falsa. La Corte Suprema solicitó la opinión de la Perseguir sobre la apertura del proceso contra Iglesias. Para llegar al momento de la radicación de la acusación, sería necesario que el Tribunal de Casación abriera este proceso, interrogara a Iglesias como imputado, concluyera las investigaciones y concluyera que existen indicios suficientes para proceder con el procedimiento abreviado. Entonces me haré cargo del cargo.

Vox, que defiende una moción de censura en el Parlamento esta semana, se encuentra en persona en Caso Dina como una acusación popular. Su acusación también está dirigida contra Dina Bousselham, exasesora de Iglesias y propietaria del celular que está en el origen de las investigaciones abiertas en la Corte, por la desaparición del celular y la publicación de algunos de los datos contenidos en el mismo. Pide ocho años de prisión para ella. La investigación inicial de una operación contra Podemos terminó por dar lugar a un posible montaje de la formación para obtener ingresos electorales.

Vox solicita al juez García Castelln que envíe su carta al Tribunal Supremo, ampliando el escrito motivado o tomando uno nuevo. Y eso incorpora el relato de los hechos que lo lleva a pedir que se imponga a Iglesias seis años por fraude procesal, cuatro por el descubrimiento y revelación de secretos y otros tres por daños informáticos, así como una multa por denuncia falsa.

La formación afirma que Iglesias vio en los medios de comunicación la publicación de mensajes presuntamente obtenidos del celular robado una oportunidad política y una decisión de presentarse como víctima a la Audiencia Nacional (denuncia falsa y fraude procesal). Además, conservó su tarjeta de asesor (una variante de revelación de secretos) que recibió de los reporteros acusados ​​y se la entregó antes de devolverla (daño en la computadora).

Vox solicita además que la parte del caso que no ha sido remitida a la Corte Suprema y que llega al comisionado retirado José Manuel Villarejo y a dos periodistas de la Intervenciones Le entregaron la copia de la tarjeta de memoria del teléfono que había pedido el policía. La fiscalía popular cree que se necesitan nuevos procedimientos, incluida la provisión de los chats completos del equipo legal de Podemos en los que se discutió la estrategia judicial en ese caso.

La carta de Vox contra Iglesias llega después de que el propio líder de Podemos interpusiera un recurso de casación contra el escrito motivado remitido al Tribunal de Casación, un procedimiento que según fuentes legales ni siquiera es posible.

.