Vox advierte al PP con «consecuencias» en toda España tras permitir que Santiago Abascal fuera nombrado «persona non grata» en Ceuta



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

El partido de Abascal advierte a los ‘populares’ que «han cruzado una línea roja» y deben «dar marcha atrás» o «tendrán consecuencias».

La Asamblea de Ceuta declara a Santiago Abascal persona non grata// Foto: EFE

Si la distancia política entre PP y Vox se ha mantenido firme, las últimas horas en Ceuta no han ayudado realmente a ablandarla. De hecho, está en alza y a punto de romperse. Desde las filas de Vox creen que la formación de Pablo Casado «cruzó la línea roja» en la ciudad autónoma.

Y es ese entrenamiento popular se abstuvo y permitió que el presidente de Vox, Santiago Abascal, fuera considerado una «persona». no agradecidoen Ceuta, a propuesta de los partidos de oposición.

Según recuerdan desde las filas de Vox, esta formación fue la más votada en las últimas elecciones celebradas en la ciudad autónoma, pero está claro que esta posición del PP contra Abascal representa un antes y un después. «Han cruzado una línea roja. O vuelven o van a tener consecuencias», aseguran enfáticamente desde Vox.

El propio Abascal, a través de Twitter, asegura: «El PP colabora en la campaña para demonizar a Vox. Una campaña que produce violencia contra nosotros, nuestros simpatizantes y nuestras familias. Al mismo tiempo, busca nuestro apoyo para sus iniciativas en varios parlamentos. O una cosa u otra. Las dos no pueden ser «.

La crisis estalló después de que la Asamblea de Ceuta declarara a una persona no agradecido al presidente de Vox por defender las fronteras. Las críticas se han centrado en la visita a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla durante la última crisis migratoria.

Abascal «atacó a mi pueblo»

La iniciativa partió de Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) -partido considerado por Vox islámico- y ya se ha sumado al PSOE Caballa, sumando 10 votos, con la abstención del PP. El acuerdo rechaza a Abascal como «indeseable» porque «vino a la ciudad para provocar un quiebre de la convivencia, desde posiciones supremacistas, para degradar a los ceutes».

Durante el debate parlamentario, el presidente de la ciudad autónoma, el popularJuan Vives, defendió su posición en la que apoya la conjunción en Ceuta de cristianos, musulmanes, judíos e hindúes, «unidos al amparo de una misma patria indivisible».

El portavoz proponente, Fatima Hamed, censuró Santiago Abascal, que «atacó de frente a mi gente y mi tierra», dijo, y criticó al PP por, en su opinión, «intentar nadar y guardar ropa».

El líder del MDyC calificó la declaración institucional contra Abascal como «histórica». «No es una cuestión electoral, porque lo que ha intentado es humillar, degradar y, si pueden, deportar a quienes no piensan en ella como la extrema derecha, una máquina para generar odio a todo lo que no cae dentro de su alcance». Mente exclusiva y prejuiciosa «, observó Hamed.

«Comportamiento» de Vox

El portavoz del PP y consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontom, afirmó que «no debemos entrar en el populismo de declarar ingratos a los elegidos democráticamente por cuánto rechazamos sus palabras» y basó su abstención en «el comportamiento que tuvo Vox durante uno de los peores momentos de nuestra historia».

El socialista Manuel Hernandez justificó su apoyo a la propuesta sobre la necesidad de «proteger la democracia de sus enemigos». En Ceuta, como ya se ha hecho en otros países europeos, es necesario trazar un cable sanitario para evitar que se difunda el discurso de odio de Vox, condenar sus amenazas y mostrar solidaridad con los amenazados por sus engaños, como el MDyC y los Caballas, que han sido tildados de promarroques ”, preguntó.

Portavoz de Vox, Marcador de posición de Carlo Verdejo, atacó al PSOE por sus «antecedentes penales» y tachó de «absurda» la propuesta del MDyC. «Fatima Hamed representa lo más fundamentalista de esta ciudad, es una loba con piel de cordero y tiene intereses perversos», atacó la diputada, que una vez más la tachó de Mohammed Ali (Caballa), de «promarroques cubiertos con falsa bandera que dicen viva España y viva el Rey, pero obedecen al país vecino».

«No han condenado Mohamed VI, a quienes rezan, mantienen puestos de inmigración pro marroquíes y defienden que aquí hay imanes pagados por el ministerio de asuntos religiosos del país vecino, por lo que Abascal tiene toda la razón ”, agregó.

.