Vox impondrá un voto en el Congreso a la dictadura cubana



La actualidad en Alicantur Noticias

Portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, calificó como «caliente» y «carece de algún tipo de claridad» el Declaración del gobierno sobre la situación en Cuba y pidió una «condena rotunda» a la represión a la que son sometidos los manifestantes, así como la implementación de medidas diplomáticas para ayudar al pueblo cubano, exigir la liberación de los presos políticos e imponer una «transición pacífica».

En rueda de prensa en la Cámara, el líder de Vox Expresó su «aliento y apoyo» a todos los cubanos, en particular a los protagonistas de lo que llamó «la revolución de la calle» ya los exiliados que «miran con esperanza» lo que ocurre en la isla. «Estamos convencidos de que será el comienzo de un cambio muy importante», dijo, señalando que España no puede «permanecer ajena o inmóvil», sino que debe «liderar» en la Unión Europea el proceso de apoyo a quienes reclaman la libertad, los derechos humanos y su propia «supervivencia»

Así, pidió la implementación de gestiones diplomáticas para lograr el fin de la represión y también habló de medidas comerciales, recordando que estas pueden ser «coercitivas» o «estimulantes».

Corredor humanitario sin pasar por el régimen

Por ahora, ha pedido que «se abra un corredor humanitario para enviar ayuda directamente al pueblo cubano», sin que ésta tenga que pasar «por manos del régimen» para evitar que sea utilizada por su «corrupción» y como «un Razón más represiva que el pueblo cubano ”.

«El régimen de Castro debe entender que España, la Unión Europea y todo Occidente esperan una transición pacífica y democrática a un régimen de libertad que permita a los cubanos decidir su propio futuro», dijo.

Vox forzará una votación en el Congreso

En este contexto, Vox registró una propuesta no legal para forzar el voto sobre la dictadura cubana. Específico, pide al Congreso que condene «la represión y limitación de la libertad de expresión en Cuba», y se solidariza «con el pueblo cubano en su lucha pacífica por la libertad, la democracia, el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos».

La iniciativa, que en principio no se podrá discutir hasta septiembre próximo, también pide al gobierno que «denuncie y condene pública y contundentemente la represión de manifestaciones pacíficas, la limitación de la libertad de expresión y la violación de los derechos humanos».

.