Vox llama a Iglesias un «matón de barrio» en el Senado



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Vox empañó aún más el ambiente ante la moción de censura que defenderá la extrema derecha en el Congreso, calificando a Pablo Iglesias de «matón de barrio». El vicepresidente segundo del gobierno concentró las oficinas del PP y del partido Santiago Abascal al ejecutivo en la sesión de control en el Senado. “Eres un tramposo”, “propusiste transformar España en una Venezuela europea” y “con tus palabras practicas el bullying vecinal” fueron algunas de las palabras que el ultrasenador José Manuel Marín dedicó al líder de Podemos. «Si crees que este gobierno va a meterse en la suciedad en la que quieres convertir las instituciones democráticas, estás equivocado», dijo Iglesias, para quien Vox quiere «liderar una dictadura».

El PP influyó en el frente judicial de Podemos tras la petición del juez a mediados de octubre Caso Dina que la Corte Suprema investiga a Iglesias por falsas acusaciones, descubrimiento y revelación de secretos y delitos de daño informático. “Si no te midieron, te cobrarían. ¿Sí o no a las urnas, señor Iglesias? ¿Quién es, el de Vallecas o el de Galapagar? Te has convertido en lo que criticabas ”, espetó María Salom.“ Podemos, con el visto bueno del PSOE, está invadiendo todo el poder del Estado para beneficiarse de él. Estás empobreciendo a España con el visto bueno del PSOE de Pedro Sánchez ”, concluyó el popular senador.

Iglesias confiaba en que el viaje judicial del Caso Dina y otras investigaciones abiertas como la de la financiación ilegal de Podemos fracasan: «[El resultado] será igual a todas las acusaciones que hemos recibido en todos estos años ”. La lucha contra la corrupción se opone a la apertura de una investigación contra Iglesias en el Tribunal Supremo. El juez también archivó una de las líneas de investigación abiertas contra Podemos en el caso Neurona. “Nos acusan de cuentas en paraísos fiscales, de financiación irregular, de trabajo ilegal en nuestra oficina, de romper material informático a golpes de martillo, de machismo… Me acusan de ser un líder del PP. No soy perfecto, pero no soy un líder del PP ”, respondió Iglesias en una referencia implícita a los escándalos de corrupción que protagonizó el PP como Papeles de Gürtel y Bárcenas. «Se cree que el ladrón está todo en su estado», reiteró Iglesias.

La ministra de Igualdad de Oportunidades, Irene Montero, cuyo socio es Iglesias, ha recibido los ataques más duros. “¿Seguirá defendiendo al vicepresidente en el machismo feroz que está llevando a cabo? Defiéndete como mujer, practica lo que defiendes en tu ministerio y no te rindas ante un macho. Es un escándalo que usted, como ministro de igualdad de oportunidades, guarde silencio. De mujer a mujer, ¿te da vergüenza compartir tu vida con un macho o te quedarás callada? ¿Eres una mujer sumisa a un macho alfa? ”, Espetó María Adelaida Pedrosa, del PP, en el momento más caluroso de la Cámara Alta. La respuesta de Montero fue la siguiente: “Me acuesto con quien quiero. Te lo digo con esta claridad porque me lo puedo permitir, hay millones de personas que han tenido que ver frustrados sus proyectos vitales porque eres tú sin intolerancia ”. El consejero de Igualdad de Oportunidades recordó al PP y a los ciudadanos que gobiernan en Madrid, Andalucía y Murcia con el indispensable apoyo de Vox. “Al final hay que llamar al gobierno machista para disfrazar que gobierna con la extrema derecha y el fascista que niega derechos a toda la gente que no piensa como ellos”. El líder de Podemos señaló que el contenido del celular de Dina Bousselham apareció en un registro policial del comisario José Manuel Villarejo.

La propuesta de elegir a los 12 jueces del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por mayoría absoluta en una segunda votación en lugar de las tres quintas partes vigentes fue el otro punto de fricción entre el PP y el Gobierno. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, insistió en que «no está en juego la independencia judicial», después de que el senador Francisco Martín calificara al PSOE de «caníbal de la democracia» y al propio ministro de «terminador». de Justicia ”Por el cambio legal impulsado por los dos socios de gobierno. «El poder ejecutivo está usando el poder legislativo para atacar al poder judicial, y esto se llama trampa en el estilo de juego más puro de Mississippi», dijo el líder del PP. Por tratarse de un proyecto de ley, promovido al Congreso y no del Ejecutivo, no son necesarios los informes obligatorios al Poder Judicial, al Consejo Tributario y al Consejo de Estado. El gobierno asegura que el PP impidió la renovación del organismo durante dos años. “Han llevado al país a una crisis institucional con el bloqueo de la renovación del CGPJ. En una democracia hay que buscar soluciones a los problemas ”, observó Campo. “No está en juego la independencia judicial, pero está en juego la credibilidad de las instituciones y del Estado, y es su obligación, como la nuestra, contribuir al funcionamiento del Estado”, concluyó.