Vox lo emprende ahora con el estado de alarma de seis meses



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado

Macarena Olona denuncia que los jueces del Tribunal Constitucional han sido sometidos a presiones políticas del gobierno

Santiago Abascal, presidente de Vox.
Santiago Abascal, presidente de Vox.EFE

«Aún queda un largo camino por recorrer». «Se ha marcado una página en el constitucionalismo español. Denunciamos que hubo un estado de excepción enmascarado puesto en marcha por este gobierno y el Tribunal Constitucional está de acuerdo con nosotros».

Da Vox, a través de la boca de su portavoz parlamentaria, Macarena Olona, ​​muestra el pecho por su éxito ante el Tribunal Constitucional. por la sentencia de inconstitucionalidad del estado de alarma decretada por el Gobierno el 14 de marzo de 2020.

El ejecutivo debería haber presentado su dimisión «en bloque», subraya Olona tras criticar la aparición de la nueva ministra de Justicia, Pilar Llop. «Tenemos un gobierno que no tiene la decencia. El nuevo ministro de Justicia sale invocando a los muertos para justificar su decisión inconstitucional, como si un estado de excepción no hubiera permitido salvar vidas», dice la portavoz de Vox en declaraciones a EL MUNDO.

Las acciones de este partido contra el estado de alarma no se limitaron a este primer recurso que ha estimado el Tribunal Constitucional. Como recuerda Olona, ​​uno de los autores del recurso de casación. Hay otra expectativa – «Estoy convencido de que también ganaremos nosotros» – en referencia al segundo estado de alarma, que duró seis meses.

«Nosotros también ganaremos»

Es cierto que las diferencias entre un estado (ahora declarado inconstitucional) y el otro no son menores, porque en el segundo no hubo confinamiento. A pesar de esto, Olona se mostró optimista. “No tengo ninguna duda, también ganaremos porque es una aberración legal del gobierno. Primero, extendiendo el estado de alarma, lo que llamamos un estado de alarma perpetua, por seis meses. Y, además, porque el presidente de el gobierno ha delegado su responsabilidad en los presidentes de las comunidades, en lo que llamó cogobernanza, lo que nos ha llevado a un estado de absoluta confusión jurídica ”.

De nuevo exigió que el líder del PP, Pablo Casado, tome la iniciativa y presente una moción de censura contra el gobierno de Pedro Sánchez, «que debería haber dimitido en bloque tras la sentencia», ha subrayado. «Si Casado decide ser rehén de sus contradicciones internas, Vox dará un paso adelante», dijo Macarena Olona.

«La sentencia es un golpe sin precedentes para el gobierno», añade Olona, ​​recordando que su partido sólo apoyó la primera declaración del estado de alarma: «Nos opusimos al resto porque ya estaba claro que los derechos de los españoles eran los únicos». que acudieron al Tribunal Constitucional han sido suspendidos ”.

Según Olona, ​​admitir el estado de alarma equivalía a reconocer que Sánchez «sabe lo que es bueno para los ciudadanos españoles y que está por encima de la Constitución española y que debe estar autorizado para hacer lo que crea conveniente, porque sabe lo que es». le conviene a los españoles «. «Esto es algo que nos recuerda la situación que están viviendo en Cuba o Venezuela», dice.

740 millones de multas

El líder de Vox denunció, citando datos de Fernando Grande-Marlaska al Congreso, que la sentencia anula 1.200.000 multas impuestas por el Ministerio del Interior. Según una estimación, son más de 740 millones de euros los que el Estado dejará de recaudar. También denunció que los miembros del Tribunal Constitucional han sido sometidos a «presiones políticas extraordinarias». «El último que conocimos es de Carmen Calvo».

Olona aseguró que Sánchez no consintió en el estado de excepción «a pesar de las advertencias de la Fiscalía del Estado, porque los socios que lo retienen como rehén se lo impidieron». Según ella, «la sentencia fue bloqueada en junio porque el bloque supuestamente favorable a la sentencia se dividió».

También el lunes, el presidente del TC amenazó con suspender la deliberación y posponerla a septiembre para que el nuevo gobierno no tenga este revés. […] No es trivial adoptar un estado de excepción ante un estado de alarma. Una de las diferencias es que el Congreso aprueba el estado de emergencia, no el gobierno, y su duración es de 30 días. Aquí nos mantuvieron secuestrados durante 98 días ».

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *