Vox tiende el debate sobre memoria histórica al Congreso



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El diputado de Vox, Juan José Aizcorbe, en el pleno del Congreso de los Diputados.
El diputado de Vox, Juan José Aizcorbe, en el pleno del Congreso de los Diputados.JJ Guillén / EFE

Vox llevó el martes al Congreso un amargo debate sobre la memoria histórica. La formación Abascal ha sido criticada por sus «amenazas» de derogar la Ley de Memoria Histórica, iniciativa del gobierno que sustituirá a la aprobada en 2007 por José Luis Rodríguez Zapatero. El diputado de educación de extrema derecha Juanjo Aizcorbe tuvo la tarea de utilizar el giro en contra de la redacción de un proyecto de ley enviado al Congreso por el Parlamento de Cataluña para reformar la ley de memoria histórica para compensar a las personas (o sus herederos) al que el franquismo se ha apoderado del papel moneda y otros signos de confianza republicanos. Aizcorbe ha garantizado que presentarán una iniciativa para derogar la ley de memoria histórica impulsada por el gobierno, que considera «liberticidio».

El diputado Vox descalificó la iniciativa del Parlamento e indicó que, si lo reclaman, deberían haber reclamado los fondos de «todos los españoles que en el otoño de 1936 y en 7.800 cajas llenas de lingotes decidieron enviar a Moscú», y señaló a Lluís Companys como «uno de los causando los asesinatos en la República y Cataluña ”. En el debate plenario, el tuit con el que el partido de extrema derecha respondió el pasado fin de semana a un mensaje del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, condenando el graffiti en la estatua de Francisco Largo Caballero, en Madrid. «Abrogar la ley de la memoria histórica. Primer aviso», decía el tuit de Vox. Aizcorbe, al anunciar que su formación pedirá la derogación de la legislación vigente, volvió a referirse a esa polémica publicación: «Segundo aviso, señoras y señores», se ha pospuesto.

La popular María Jesús Moro también se ha sumado a la crítica. Moro acusó al PSOE y Unidos Podemos de querer «hacer estallar el pacto constitucional» y luchar «por mirar al pasado en lugar de afrontar los problemas del presente», marcado por la pandemia y sus consecuencias. Según él, la iniciativa catalana no es «equidistante» porque no tiene en cuenta a todos, ni las circunstancias particulares de cada desamortización, e ignora los acuerdos de transición para mirar al futuro.

El diputado nacional del PSC, Marc Lamuà, acusó el «pseudo-revisionismo» con el que Vox intenta, a su juicio, «envenenar la historia con historias falsas» y lamentó que el PP siga ahora ese «pseudo-revisionismo» . El diputado socialista reclamó las figuras de Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero. «Orgullo por los trabajadores de este país, su memoria nunca será borrada o empañada por el fascismo», proclamó. En su discurso en defensa de la iniciativa, el diputado regional del PSC Ferrán Pedret siguió la misma línea de Lamuà y destacó que aunque las estatuas de Indalecio Prieto o Largo Caballero «pinten» sus figuras no se anularán porque siempre lo estarán «. en memoria del movimiento obrero, socialismo e hugonote de este país «.

Lamuà también recordó, dirigiéndose en particular al cuarto secretario del Consejo del Congreso, el popular Adolfo Suárez Illana, que “unos puntos y otros se ejecutan, conocemos el método porque lo hemos sufrido”, remarcó. Suárez Illana, que culpó a Lamuà de sacar de contexto algunas de sus declaraciones y le advirtió que «hiciera al enemigo equivocado», dijo que espera que pronto se presente al Congreso la Ley de Concordia del PP, una iniciativa que, a su juicio Advertencia, no intente «dañar» a nadie. “Siempre me he referido al entendimiento, a la búsqueda de la armonía entre todos y al pacto que aquí se ha firmado entre todas las fuerzas políticas”, concluyó Suárez Illana.

La presidenta de Cataluña en Comú Podem, Jéssica Albiach, reprochó a Vox haberse manifestado este domingo con los «nazis» en Barcelona y haber tenido la «poca vergüenza» de amenazar si no se deroga la ley de memoria histórica. «Mira lo que pasó con la Golden Dawn en Grecia, primera advertencia», respondió Albiach. En la misma línea, el diputado de ERC, Joan Josep Nuet, pidió que «no tiemblemos ante el fascismo» y afirmó que la futura ley de memoria democrática compensa todas las carencias de la actual. “Quien se manifiesta con los fascistas se vuelve fascista. Algunas de las cosas que hemos escuchado hoy en Grecia serían ilegales. Espero que pronto también estén en España ”, añadió Nuet.

La diputada de En Comú, Mar Puig, advirtió a PP y C: “O los que están amenazados por el fascismo se enfrentan o las consecuencias pueden ser devastadoras. De hecho, esto es una advertencia ”, señaló. Puig recordó que la nueva ley permitirá constatar el «pillaje franquista» y señaló a Vox como «herederos de los que robaban a mano las clases populares». El diputado de la CUP Albert Botrán se sumó a las críticas a Vox y criticó al partido Abascal por utilizar «expresiones de narcotráfico para hacer amenazas» contra una ley vigente desde 2007.

El PNV y ERC han expresado su apoyo a la iniciativa pidiendo que se elabore junto con la nueva Ley de Memoria Democrática. EH Bildu criticó las falencias que tiene la futura Ley de Memoria Democrática, a su juicio, y pidió que se compense también los secuestros realizados por la Iglesia Católica a través de cuotas de afiliación y que los torturados por las Fuerzas y órganos de seguridad del Estado en los últimos años. El régimen de Franco y la transición. Por su parte, Ciudadanos, Junts y BNG defendieron la necesidad de indemnizar a quienes resultaron perjudicados por las incautaciones de papel moneda republicano.