Western Union cerrará sus 407 sucursales en Cuba por sanciones de EE. UU.



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Cuba confirmó este martes el próximo cierre de los 407 puntos de pago de Western Union en el país debido a las sanciones anunciadas recientemente por la administración de Donald Trump, que prohibirán efectivamente el envío de remesas desde Estados Unidos a la isla por canales oficiales.

La firma de servicios financieros Fincimex denunció en un comunicado que la las remesas a Cuba «se detendrán totalmente» cierre de las oficinas de Western Union cuando el 26 de noviembre entre en vigencia la prohibición de enviar dinero a la isla a través de empresas controladas por las fuerzas armadas cubanas.

Las empresas extranjeras que quieran operar en Cuba deben tener una contraparte estatal. Western Union monopoliza el servicio de recepción de efectivo de la isla desde 2016 a través de una asociación con Fincimex, vinculada al conglomerado militar GAESA.

«La responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países recae en el gobierno de Estados Unidos», dijo el financista estatal cubano, tras asegurarse de que el cierre de Western Union perjudicará «al pueblo cubano y a sus familias en el país». Estados Unidos».

La interrupción del flujo de dólares a través de Western Union se produce en un momento particularmente delicado: La endémica crisis de balanza de pagos de Cuba Hoy es más grave que nunca y el Estado está tratando por todos los medios de recaudar divisas para pagar sus deudas acumuladas e importar los productos que su población requiere.

Además, la restricción promete golpear duramente a muchos cubanos en un momento de creciente escasez de alimentos y necesidades básicas desde que la pandemia obligó al país a cerrar sus fronteras al turismo y los viajes familiares en abril.

Cuando hubo vuelos diarios entre los dos países la mayoría de los dólares llegaron a Cuba por canales informales o agencias privadas, traídos directamente por familiares estadounidenses o cubanos que viajan al país vecino.

Hace un año este tipo de expediciones ya habían comenzado a encontrar obstáculos cuando Washington vetó todos los vuelos comerciales a Cuba excepto La Habana.

Esta opción informal desapareció con el cierre de aeropuertos debido a la pandemia, razón por la cual Western Union ha ganado protagonismo en los últimos meses al ser la única empresa que procesa formalmente las remesas del país norteamericano a la isla.

Por otro lado, en las últimas semanas muchos receptores de remesas cubanas protestaron por el hecho de que los dólares que le habían enviado desde Estados Unidos llegaron a sus manos convertidos en pesos convertibles o CUC, una moneda artificial equivalente a 1: 1 por dólar aunque devaluada en el mercado informal.

Esto es particularmente relevante, ya que Cuba aplica actualmente una «dolarización parcial» que obliga a pagar parte de los bienes y servicios en moneda extranjera, mientras que los billetes cubanos no son aceptados en supermercados y tiendas bien surtidas.

En su comunicado, Fincimex manifestó, sin mayores detalles, que en este momento estaba inmerso en «negociaciones» para que los envíos por Western Union llegará en dólares a cuentas bancarias.

La nueva ofensiva de Trump contra la presión económica sobre Cuba tuvo lugar poco más de una semana antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, razón por la cual muchos consideran que es parte de su campaña ganar votos de los cubanos conservadores en el estado clave de Florida.

.