Xabier Anduaga: «Escucho a Pavarotti todos los días»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

«Si me dices que traes fotógrafo, no vendré así», confiesa momentos antes de iniciar la entrevista en los pasillos del Teatro Colón. A los 26 años, Xabier Anduaga (San Sebastián, 1995) afronta los rigores de su edad y evita los que impone la ópera. Este año pandémico recibió el premio World Opera Award y Opera XXI respectivamente al mejor intérprete joven internacional y nacional. Este sábado El exigente Arturo de ‘I Puritani’ debuta en la programación de la ópera coruñesa, después de que Covid le impidiera liberarlo en París. Es el joven tenor de moda en la mitad de Europa, con citas en Munich, Londres, Roma, Nueva York … Tiene los pies en la tierra

y el jefe, cuando no estudia, en su Royal Society.

¿Tanto premio, descentralizar?

Yo no. Se centra en el hecho de que si he sido bueno hasta ahora, lo que viene después debe ser mejor. Me da mucha fuerza, mucho apoyo. No te estoy diciendo que no cargues piedras en tu mochila, ejerce más presión, pero me da más fuerza que cualquier otra cosa. Y tu ganas

¿No sientes una sensación de complacencia?

No, al contrario. Una vez que piense en volver. Me enseñaron que si no avanzas, regresas.

Este Arturo de ‘I Puritani’ en La Coruña, ¿es este tu primer gran examen?

Nerd. Diría que mis primeros exámenes fueron ‘Kenilworth Castle’ o ‘Lucrezia Borgia’ en Bérgamo. Son roles que parecen más fáciles pero no menos. Arturo tiene mucha presión, pero al final musicalmente está muy bien escrito para el tenor. Es uno de mis primeros papeles importantes en mi carrera, pero espero que también sea uno de los importantes. Está escrito para ser cantado durante muchos años. Si no es así, significaría que mi voz ha cambiado demasiado. Mi voz gobierna, pero espero que no cambie tanto en tan pocos años.

¿En qué espejo te miras para cantar un papel similar?

No solo en Arturo, miro a muchos cantantes en el espejo. Vocalmente nunca quiero compararme con nadie porque nadie se parece a nadie, pero siempre trato de escuchar el timbre de Pavarotti, la gestión del registro Kunde, muchos. Es solo que escucho a Pavarotti todos los días, no te mentiré.

¿El riesgo de juzgar a Arturo por el agudo estratosférico de su aria final, aterrador?

El miedo al Fa es creado por el público. Es una forma inútil de presionar al cantante. Cantas muchos minutos de música y te juzgan por una nota … No voy al teatro ni al cine pensando en criticar. Si crees que el cantante tiene que darle al Fa de cierta manera para juzgarlo, estamos en un nivel de escasez.. A todos nos gusta el morbo, pero tiene que ser más morboso que crítico. Creo que crear expectativas en una votación no es bueno para nadie. Otra cosa es que te sientas cómodo con el Fa, que está escrito allí. Lo daré, si esa es la pregunta (risas), pero porque me siento bien con notas altas. Quiero dar lo mejor de mi. Pero si me despierto esa mañana y creo que no puedo, ya está todo discutido y haré lo que quiera.

¿Empiezas a encontrar armonía con otros miembros del reparto, como Jessica Pratt, que comparte cartel contigo en La Coruña?

Canta con alguien como Jessica … cuando cantas con alguien sabes que estará bien, quédate tranquilo, porque sabes que la ópera saldrá bien, si lo hago mejor o peor es lo mío. En boxes tenemos a Giacomo Sagripanti que nos está ayudando desde el primer minuto. Llevarse bien con un compañero fuera del escenario es evidente por encima de él. Para mi es fundamental

Un año complejo. ¿Por qué esta temporada ha sido tan difícil?

Este año de pandemia tuve que debutar con Arturo en París, pero fue cancelado. No diré que no me conviene porque me dio más tiempo para estudiarlo con calma, para ver cómo poner cada nota en su lugar. El encierro me dio tiempo para estudiar ‘Puritani’, ‘Cosí’, para echar un vistazo a ‘Lakmè’ que viene después, ‘Lucia di Lammermoor’. Fue un mal año para todos, pero me ayudó a evolucionar vocal y artísticamente.

¿Tuviste que pasar por el trance de cantar en un teatro vacío?

Sí, en Roma, con Santa Cecilia. Es muy triste. Canto para la audiencia. Esta conexión es muy importante para mí. Si te extraño, no sabes para quién estás cantando. Sientes una tristeza, un vacío. Tuve la suerte de haber hecho ese concierto con Pappano, estás con él intentando crear algo espectacular pero no sabes a dónde va. Está bien, hay gente que lo transmite y luego se grabará … pero sin la magia del show en vivo, será mejor que compres el álbum. Cuando estaba haciendo ese concierto, cuando terminé me preguntaba si tenía sentido hacerlo, quien lo tenia por estar con Pappano

¿Cómo fue volver a los aplausos?

Te hicieron llorar. La gente está más feliz ahora porque se siente como en la ópera.

«Debutar en Madrid fue la mejor experiencia de ópera de toda mi carrera. Fue muy especial «

¿Está el público más feliz ahora, más predispuesto al teatro?

Quizás te vino bien, eh, la predisposición a criticar no es nada buena. A la gente le apetece. Los tengo. En Madrid, cuando hicimos ‘Viva la mamma’, fue lo mejor para mí tener seis shows con el público. Ver gente es muy emocionante.

Eso y cantando con Carlos Álvarez …

¿Sabes lo que pasa? Esto es dificil de comprender. Cualquiera que lo conozca sabe que Carlos es un ser humano extraordinario. No le importa cuál sea tu nombre. Te da algo todos los días de ensayo. Y personalmente, te diviertes mucho. No parece que estés ensayando en el Teatro Real con Carlos Álvarez. Fue tan fácil que solo piensas en divertirte. Todos los días después de que entrara mi aire. Siempre estaba en la puerta para abrazarme. Podría haber holgazaneado en su camerino, pero estaba conmigo.

¿Cómo fue la experiencia del debut en Madrid?

La mejor experiencia de ópera de toda mi carrera. Para todo el mundo. Desde que entras hasta que te vas, todo el mundo hace cantar al Real y listo, ve a cantar. Arreglan todo lo demás. Con amor asombroso y trato humano. Debutar en el Real es el sueño de todo cantante español al principio. No es el papel más importante que he desempeñado, pero Me hicieron una hermosa aria para tocar en el Royal Theatre en mi debut.. Fue muy especial. Comenzamos una gran relación cantante-teatro por muchos, muchos títulos. Fue bueno empezar así.

Anduaga, durante la conversación con ABC el pasado sábado
Anduaga, durante la conversación con Alicantur Noticias el pasado sábado – IAGO LÓPEZ

También cantó con Plácido. ¿Cómo lo viste tras la polémica que lo rodeó y sus cancelaciones en España?

Tengo un concierto con él el 25 de septiembre en Mérida. Para mí es un placer volver a verlo, y cantar con él es un honor. Después de la situación que pasó, lo vi triste. Pero es cierto que la última vez en Madrid lo vi mejor, con más fuerza, con más valentía, con ganas de cantar y hacer música, que es su vida.

¿Qué aprendes de los ancianos?

El Comercio. Se aprende a gestionar un concierto, a ver cómo lo intentan, su capacidad de autorregulación. Mira que cansados ​​están en un ensayo y llegan al día siguiente al concierto y son máquinas de matar, no paran

Viene de Nápoles, un teatro exigente. Pero el San Carlos se relaciona con una lista de teatros gigantes: Buenos Aires, Bastilla, El Real y, en anticipación, el Met. ¿Cómo es cantar en una habitación tan grande?

Cuando empiezas a ensayar, la habilidad da miedo, un poco de miedo. Pero me conviene, me siento más libre para hacer lo que quiero. En un teatro pequeño tienes miedo de no ir más allá del volumen o la dinámica. En un teatro como Bastille o Colón, tienes la posibilidad de hacer la dinámica que quieras, porque se siente muy bien. Fue un lujo poder dar mis mejores versiones en los teatros más grandes en los que he estado.

El debut de Edgardo de ‘Lucia di Lammermoor’ en Munich en marzo. Otro periódico, señor.

No sé si imaginaba mi debut de esta manera, pero la oportunidad se presentó. Sentí que era el momento. Es un teatro espectacular, uno de los más importantes del mundo, lo cantaré con Nadine Sierra, y Edgardo es un papel que siento mucho mío, por lo que me dice mi voz. Al final no decido, decide mi voz.

¿Y la voz no pregunta al duque de ‘Rigoletto’?

Preguntarás, está en el calendario, pero quedan algunos años. Todavía no. La cabeza me dice que lo haga mañana y la voz me dice que espere. Conocí a Piotr Beczala en Moscú. Me dijo que porque juegas un papel, tu vida no cambia. Empezó a cantar a Lucía como a mi edad, pero este verano en junio volvió a cantarla y luego cantó ‘Tosca’. Edgardo también asegura haber cambiado su repertorio. Hay roles que te han seguido durante muchos años.

¿Los premios te salvan de ir a audiciones?

Ya hice una audición, todo lo que puedas imaginar. Cuando comencé hace unos años y cambié de agencia, no te mentiría si te dijera que he hecho una audición para 16 o 18 para todos los teatros del mundo. De ahí vienen los contratos. Los premios avalaron un trabajo bien hecho, pero no me consiguieron más contratos

Lo más dificil. ¿Cómo le irá a Madrid en Europa este año?

Bueno, no me molestes, firmaron bien. Sigo el fútbol, ​​ver un partido es como volver a casa. Soy mucho del Real Madrid desde que nací. Es un placer, sobre todo cuando gana, que lo haga mucho ahora.

.