Ya 58 mil trabajadores y 7 mil pequeñas empresas han solicitado nuevas ayudas a la Generalitat



La actualidad en Alicantur Noticias

los Generalitat de Catalunya recibió un total de 58.196 solicitudes de recogida de nuevas ayudas a los trabajadores en erte y también otros 7.043 de micro y pequeñas empresas abruptas y agobiadas por la devastación de la pandemia. Este es el saldo del primer día hábil para comenzar a solicitar subvenciones autorizadas por el gobierno y que, junto con el ayudas para autónomos que se abrirán a partir del 19 de febrero, están equipados con un presupuesto de 618 millones de euros.

Casi un tercio de los trabajadores erte en Cataluña ya ha presentado una solicitud para cobrar las ayudas de un mínimo de 600 euros. los Departamento de Treball Se recibieron 58.896 solicitudes sin procesar, lo que significa que algunas pueden repetirse. El universo calculado es el de los 170.000 trabajadores que terminaron el año en suspensión. Por ello, dispone de un fondo de 105 millones de euros a repartir entre los trabajadores que se inscriban correctamente en su censo.

Te puede interesar

Los potenciales solicitantes tienen hasta el 22 de febrero para inscribirse en el censo de la Generalitat, que posteriormente completará las inscripciones para eliminar duplicados. Y ahí es cuando se procederá a abonar ese pago mínimo de 600 euros. Pues la voluntad expresada por la ‘conselleria’ que dirige Chakir El Homrani Se trata de introducir un criterio progresivo para premiar más a quienes han trabajado más tiempo. Es de suponer que los pagos se realizarían en marzo.

Por su parte, las ayudas gestionadas por la Departamento de Negocios recibió un total de 7.043 solicitudes hasta las 20.00 horas de este lunes, de un objetivo previsto de 20.000 empresas beneficiarias. Esta subvención prevé un pago a la micro o pequeña empresa de 2.000 euros por trabajador en erte, hasta un máximo de 30.000 euros. Tiene un presupuesto total de 208 millones de euros y se adjudica mediante concurso competitivo. Los criterios de distribución de ayudas primarán para aquellas empresas que puedan demostrar mayores caídas de facturación. En otras palabras, cada empresa cobrará en función de la cantidad de trabajadores que tenga en plantilla, pero las que tengan la mayor caída de ingresos cobrarán primero.

.