Yelena Levchenko, mito del baloncesto europeo, estrena: «Esto es un nido de bacterias»



El periódico digital de Alicantur Noticias

Jueves 15 octubre 2020-11: 12 pm

La bielorrusa, mejor pvot del Mundial de 2010 y finalista de la WNBA en el mismo año, fue liberada tras cumplir 15 días de arrestos administrativos por enfrentarse a Alexandr Lukashenko.

La jugadora de baloncesto bielorrusa Yelena Levchenko.

La jugadora de baloncesto bielorrusa Yelena Levchenko.

EFE

El bielorruso Yelena Levchenko, nombrada mejor pvot en la Copa del Mundo 2010 y finalista en la WNBA ese mismo año, fue liberada el jueves tras cumplir 15 días de arresto administrativo por enfrentarse al último dictador de Europa, Alexandr Lukashenko.

«Pusieron mi salud en peligro. Me confiscaron el colchón y las sábanas. No hay agua caliente. No me dejaron ducharme durante 13 días. Bloquearon la cadena del baño. Esto es un nido de bacterias. No me sacaron a pasear cinco días. Tengo piojos. Todo esto es malo para mi salud ”, dijo.

Levchenko, la deportista más crítica del régimen bielorruso, presentó estas denuncias en el juicio celebrado este jueves en Minsk, en el que fue multada por participar en un segundo mitin de la oposición.

«Se equivocaron de chivo expiatorio. Yelena ha vivido tanto tiempo, ha tenido que superar tantas cosas para ganar, que no será posible doblegarla. Es fiel a sus principios y, ante todo, a sí misma», dijo a Efe. Natalia Marchenko, otro conocido jugador de baloncesto.

Levchenko fue condenado el 30 de septiembre a 15 días de detención administrativa en el centro de detención de Okrstina, trágicamente conocido por el abuso y la tortura de los manifestantes. El crimen de Levchenko, detenido en el aeropuerto cuando estaba a punto de volar a París, fue participar en dos marchas pacíficas en Minsk, 23 de agosto y 27 de septiembre.

Gran crítica de Lukashenko

Sin embargo, su verdadero pecado fue criticar al régimen por manipular los resultados de las elecciones presidenciales del 9 de agosto y reprimir violentamente las manifestaciones masivas de los últimos dos meses.

También fue muy crítica con el decreto emitido por el ministro de Deportes de Bielorrusia, Sergei Kovalchuk, que exige que los atletas contratados aprendan el himno nacional y no hagan declaraciones a la prensa sin el permiso de sus clubes o federaciones. El documento también obligará a los atletas a usar u ondear únicamente la bandera y los símbolos nacionales (rojo y verde), en marcado contraste con la insignia roja y blanca, que se ha convertido en uno de los símbolos de las protestas.

El jugador de baloncesto denunció la «presión psicológica» sobre los deportistas y considerando que este decreto constituye una violación de los derechos humanos. «Según el artículo 33 de la Constitución, toda persona tiene libertad de opinión, convicción y expresión. Nadie puede ser obligado a expresar sus opiniones ni a renunciar a ellas. Es decir, sucede que se viola la Constitución. ¿Cómo es posible?» .

Levchenko advirtió que su país se parece cada vez más a Corea del Norte. «En el siglo XXI, no es posible adoptar estos métodos en Europa central», subrayó.

También fue uno de los 830 deportistas que firmaron la petición para acabar con la violencia policial, sancionar a los responsables de la represión, liberar presos y presos políticos y convocar nuevas elecciones presidenciales.

Apoyo de otros deportistas

En las ya tradicionales marchas dominicales, los deportistas avanzan en sus columnas con el lema «Deportistas con el pueblo».

Levchenko, de 37 años, ha recibido la aprobación de muchos de sus compañeros, aunque a los jugadores de baloncesto les gusta. Yegor Mescherikov Lamentan que muchos en Belarús tengan miedo de expresar públicamente sus opiniones. «A puerta cerrada nos apoyan en un 90 por ciento, pero solo unos pocos lo hacen públicamente», dijo.

Y hay muchos deportistas bielorrusos de élite que son, al mismo tiempo, miembros de la KGB, el ejército o el Ministerio del Interior. Esta semana también se supo que el nadador Alexandra Guerasimenia, tres veces medallista olímpico, se exilió en Vilnius, donde asumió la dirección del Fondo de Solidaridad Deportiva. Ese fondo, fundado en agosto de 2020, brinda asistencia financiera, logística y psicológica a los deportistas perseguidos por el régimen.

El COI pide explicaciones

Hasta ahora ha ayudado a una veintena de atletas y mantiene un diálogo regular con el Comité Olímpico Internacional (COI). Específicamente, después de que el fondo fuera al COI por violar los derechos de los atletas, su presidente, Thomas Bach, avanzó para investigar si Minsk discrimina a los atletas «por sus opiniones políticas» y se comunicó con el Comité Olímpico de Bielorrusia. . estar interesado en Levchenko.

Además, envió una carta a Lukashenko «pidiéndole que confirme que los atletas bielorrusos podrán seguir preparándose para los Juegos Olímpicos, sea cual sea la opinión que hayan expresado durante estos tiempos difíciles».

«La afirmación de que la protesta se está desinflando no es cierta. La gente no se va a rendir», vaticinó a Efe Yekaterina Sntina, capitana de la selección de baloncesto.

.